Blogoteca: En evidencia la camelancia de las empresas públicas

jueves, 29 de septiembre de 2011

En evidencia la camelancia de las empresas públicas

Luis María ANSON
El lector de El Imparcial ha asistido a la denuncia que en los últimos años vengo haciendo de las empresas públicas. La inmensa mayoría son innecesarias. Se han creado para que los políticos coloquen en ellas a sus parientes, amiguetes y paniaguados. Constituyen una muestra sangrante del despilfarro público. Con el dinero de los contribuyentes se crea una empresa artificial y, a través de ella, se pagan sueldos a los enchufados de los partidos políticos. Cerca de 4.000 empresas públicas existen en España, fabricadas por la Administración central, por la Administración autonómica, por la Administración provincial, por la Administración municipal. Tal vez no pasen de 400 las empresas públicas que tengan sentido. Las demás son una pura camelancia.

José Ramón Bauzá, nuevo presidente de Baleares, ha cerrado de un plumazo 92 de las 168 empresas públicas que devoraban el presupuesto de las islas. Es el reconocimiento a lo que vengo diciendo desde hace muchos años. Ahora solo cabe señalar responsabilidades. ¿Quiénes han creado en Baleares las empresas que no servían para nada? La opinión pública tiene derecho a conocer los nombres de los responsables del atropello y también los de aquellas personas que se han beneficiado, a costa del dinero de los contribuyentes. Hay que desenredar las trapisonderías de los políticos y proceder judicialmente contra los que hayan podido delinquir en la mala utilización de los fondos públicos.
Aplauso, pues, para el presidente Bauzá. Y el aliento para que las cosas no se queden ahí, para que se proceda contra los manirrotos y los corruptos. La opinión pública permanece atónita a la espera de que se clarifique todo lo que ahora está oscuro o enmascarado.

Luis María ANSON
de la Real Academia Española

Todos los artículos de este autor

No hay comentarios: