Blogoteca: Por qué es insostenible nuestro nivel de vida, Roberto Centeno

martes, 21 de septiembre de 2010

Por qué es insostenible nuestro nivel de vida, Roberto Centeno



Hoy pensaba estimar las consecuencias de los últimos datos económicos conocidos, que auguran un tercer trimestre muy negativo: importantes caídas del comercio exterior, producción industrial, servicios y consumo privado; hundimiento del precio del suelo, tan abundante en los balances bancarios a precios diez veces mayor; necesidad de subida del 115% del precio de la luz por las renovables, etc.

Pero me he encontrado con un brillante análisis –as usual– de John Mauldin, titulado “La última mitad”, y me voy a permitir utilizar sus razonamientos para explicar por qué el actual nivel de vida de los españoles es insostenible y no se soluciona solo con bajadas de salarios del 10-15 %, es mucho peor, Zapatero ha llevado a éste país a la recesión y la miseria. Por eso la salida de capitales se está convirtiendo en estampida.

“The bigger government leads to lower growth”

La primera reflexión de Mauldin es la evidencia de que “un mayor  tamaño del gobierno lleva a un menor crecimiento”. Existe una elevada correlación entre el ratio “sector privado/sector público” y la tasa de crecimiento estructural. Un ratio como el existente actualmente en España, con el mayor sector público del mundo civilizado, lleva a una tasa de crecimiento estructural inferior al 1%. Es decir, las 17 CCAA y los 8.200 Ayuntamientos, cuyo gasto desenfrenado (su deuda ha crecido un 26,5% en el segundo trimestre) no solo nos lleva a la ruina, además impiden el crecimiento económico. Para poder alcanzar crecimientos estructurales superiores al 3%, deben recortar su gasto en más de 100.000 millones de euros año.

La segunda reflexión es por qué el país en su conjunto no puede mantener su actual nivel de vida. Lo ilustraré con una identidad contable, es decir, algo que se cumple siempre por definición, y que muestra lo que es o no posible:

Balance financiero del sector privado + Balance fiscal del sector público - Saldo balanza corriente (-superávit, +déficit) = 0

En el momento actual tenemos un déficit de las AAPP del orden del 15% del PIB (150.000 millones de  euros) y otro en el sector exterior equivalente al 5,4% del PIB, otros 54.000 millones de euros. Para equilibrarlo, y no tiene más narices que equilibrarse, porque esto no es una teoría es una identidad, el sector privado (bancos, empresas, familias) debería conseguir, endeudándose, 204.000 millones de euros año, pero como debe el 350% del PIB, una cifra monstruosa, eso es metafísicamente imposible. ¿Y entonces qué pasa? Pues que o el sector público reduce su gasto drásticamente, y no van los tiros por ahí, porque la deuda total está  creciendo vertiginosamente, ¡un 20 % en el segundo trimestre!, o el sector exterior  consigue un fuerte superávit.

 ¿Y eso cómo se hace con una productividad por los suelos y sin poder devaluar la moneda? Si excluimos la salida del euro  y el dejar de pagar la deuda, que sería peor, eso solo es posible bajando nuestros costos en torno al 40%, reduciendo salarios, destruyendo empleo o ambos a la vez. Tengan en cuenta que desde la creación del euro, Alemania se ha hecho un 13% más competitiva y España, un 20% menos, es decir, hemos perdido el 33% respecto a Alemania. En general, en nuestros principales importadores, cuesta hoy un 33% menos que en España producir la misma cantidad de bienes y servicios, un desequilibrio brutal. Esa es la razón por la que el pasado mes de junio importamos 20.500 millones de euros, y exportamos 16.000, mucho peor, más del doble en términos de saldo que en 2009, donde importamos 16.000 millones y exportamos 14.000. De momento éste año el PIB caerá cerca del 1% (-0,4 % según la Comisión, frente a casi el 2% para el resto de Europa).

En todo caso, y para aquellos optimistas compulsivos que afirman que si Europa crece, nuestras exportaciones crecerán también, hay razones para no compartir esa asociación. España ha perdido solo este año un 9% de cuota en el comercio mundial, en una situación de clara recuperación de las economías europea y mundial, quedando reducida a un escuálido 1,67% del total, la porción más baja de todos los tiempos desde que se liberalizó el comercio en  1960.   

¿Y cuáles son las alternativas?

Lo he dicho ya, pero quiero subrayar el orden de prioridades, algo que resulta esencial. El primer problema de España es el tamaño del Estado, sin ello todo lo demás, todo sin excepción, es inútil: la deuda del conjunto de AAPP, medida según la metodología del Protocolo de Déficit Excesivo, una forma muy restrictiva de medir, porque quedan enormes partidas fuera (infraestructuras, retraso en el pago a proveedores, etc), asciende a 600.000 millones de euros según cifras oficiales. A eso, se suma los pasivos en circulación, lo que se debe directamente, que asciende a 730.000 millones, y la deuda de las 4.000 empresas públicas, estatales, autonómicas y municipales, 50.000 millones, con lo que la deuda oficial total asciende ya a los 780.000 millones de euros, el 78 % del PIB, y eso sin tener en cuenta lo que haya debajo de la mesa. Y finalmente la deuda derivada de compromisos futuros, fundamentalmente las pensiones, y que asciende al 180% del PIB. Es decir, los pagos que las AAPP deben realizar en los próximos años ascienden al 258 % del PIB.

Pero con ser inasumible la cifra absoluta, lo peor es su tasa de crecimiento un 20% anual. Si alguien no coloca este problema a la cabeza de nuestras prioridades es que, o miente o no sabe de que habla. El segundo, la situación del sistema financiero, donde la mitad o más de las entidades, con 100.000 millones de saldo de morosos oficial y 200.000 real, y una valoración de activos de ciencia-ficción, son auténticos “muertos vivientes”; y el tercero, la productividad. Si no se entiende eso, no se entiende nada de lo que esta pasando, los tres son imprescindibles, pero uno detrás de otro. Además, para reducir en un tercio el tamaño del Estado, sólo se necesita voluntad política, para aumentar la productividad en un tercio se necesitaría sangre, sudor y lágrimas.

You can take de austerity, downside your labor cost, or borrow more money (...) There are not good choices, no easy way”, nos dice Mauldin o el simple sentido común. De “austerity” nada, justo lo contrario, Zapatero ha dado marcha atrás, otra vez más, ¿cuántas?, pues todas las que se tercien; ayuntamientos y autonomías, especialmente socialistas y nacionalistas, siguen despilfarrando sin freno, porque como dice la Sra Salgado, “tenemos un pequeño margen”. ¿Pero de qué margen habla, de endeudarse más aún?.

Borrow more money”, está tocando a su fin. España aún no ha quebrado gracias a la barra libre del BCE, pero esto no es ilimitado. Ayuntamientos y CCAA sobreviven sus últimos meses gracias a los préstamos de las Caja de Ahorro locales, no pueden colocar deuda en el exterior porque nadie la compraría. De hecho, hay un gran banco nacional ya no le presta a la Generalitat. Por tanto solo queda “downside your labor cost”, bajar los costes laborales, algo que la nueva Reforma laboral facilitará, junto con un incremento sustancial del paro.

En alguna ocasión, he hablado de una reducción de costes del 40 %, porque si queremos exportar de verdad tenemos que superar el 33% de competitividad perdida. “Y esta bajada será claramente una depresión, lo que significa que la recaudación de impuestos bajará también, el gobierno recaudará menos y el PIB caerá. Lo perverso de la situación es que el ratio deuda/PIB empeorará, incluso aunque se implementen medidas de austeridad”. En resumen, nuestro nivel de vida se vendrá abajo, la política de Zapatero nos lleva a una recesión severa o más realísticamente a una depresión. Adicionalmente, el Estado del Bienestar quedará reducido a cenizas. La expresión correcta no es “no easy way” es “no way out”, sin salida, no hasta que la gente desesperada salga a la calle para exigir el cargo de los responsables, un cambio del modelo de Estado y del sistema electoral, y lo consiga.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, primero de todo queria decir que me ha gustado mucho el artículo. Aunque ojalá las noticias fueran mejores. No sé mucho de economia asi que quería hacer una pregunta sobre la productividad. Todo el mundo que conozco que trabaja en la empresa privada hace muchísimas horas extras por sueldos bastante bajos asi, que cuando se dice que hay que mejorar la productividad supongo que se traduce en bajar los sueldos y hacer más horas, lo cual, hace que se me ponga los pelos de punta, dentro de poco sera mejor casi irnos al campo a cultivar nuestra propia comida. La pregunta es si todo lo que oigo es que la gente hace muchisimas horas y encima los sueldos en españa son más bajos que los de alemania por ejemplo, cómo puede ser nuestra productividad baja???

Muchas Gracias!

Anónimo dijo...

PERDONE.... ¿ES UD. ESPAÑOLA? BUENIIISIMOOO!






PERDONE.... ¿ES UD. ESPAÑOLA?


Un Rumano llega a ESPAÑA y es inmediatamente trasladado a un hotel en MADRID.
En su primer día, decide salir a ver los alrededores de su nueva ciudad.
Caminando por LA GRA VIA, para a la primera persona que ve y le dice, en un castellano no muy bien pronunciado:
"Gracias amigo ESPAÑOL por permitirme estar en este país donde me han dado casa, comida gratis, seguro medico, educación gratis, y D.N.I.... gracias."
La persona sonríe y le responde: '... ¡lo siento, pero yo soy boliviano! pero a mi me estan dando lo mismo'
El Rumano continúa caminando y encuentra a otro que caminaba en dirección opuesta, le dice: "Harmano ESPAÑOL, gracias por este
país tan bello que es ESPAÑA". La persona le responde: "Lo siento, no soy ESPAÑOL, soy de Ecuador"
El nuevo emigrante continúa su camino y para a la siguiente persona que ve en la calle, le da la mano y dice:
"Gracias por esta ESPAÑA tan maravillosa...." La persona dándole la mano le dice: "Muy bien querido amigo pero yo no soy ESPAÑOL, soy de Nicaragua"
El Rumano continúa su camino y finalmente ve a una señora bien vestida que le viene al encuentro y le pregunta:

"¿ Es ud.. ESPAÑOLA?"

La mujer sonríe y le dice: "No, yo soy cubana" Extrañado y confuso, el Rumano pregunta a la mujer:

"¿y dónde están los ESPAÑOLES? "

La cubana le mira de arriba abajo con curiosidad y le responde:



¡¡¡ Espero que trabajando, porque tienen que mantenernos !!!