Blogoteca

domingo, 7 de febrero de 2010

IMPRESIONES / ACUSA A HAIDAR DE «OFENDER» A TODO UN PAíS

El cinismo de Marruecos de hacerse la víctima

LA OFENSIVA diplomática iniciada ayer por Rabat para justificarse ante España y para intentar minimizar el desgaste que el caso de Aminatu Haidar está causándole se fundamenta, a falta de argumentos, en el mayor de los cinismos. Dos ministros desplazados a nuestro país -el de Asuntos Económicos y el de Justicia- trataron de darle la vuelta a la realidad como a un calcetín para hacernos creer que es la activista saharaui la agresora y Marruecos y España, los agredidos, que esta mujer «ha ofendido a 30 millones de marroquíes» y que por sí sola es capaz de desestabilizar a «dos países soberanos y democráticos que respetan los derechos humanos». Al margen de que tal victimismo es particularmente obsceno cuando está en juego la vida de una persona, el hecho de que Marruecos presuma de democracia y de respeto a las libertades es un escándalo. Para colmo, los ministros sostienen con el mayor descaro que Marruecos no procedió a la expulsión de Haidar, y que sólo se limitó a su «reconducción». Zapatero no debe consentir más burlas en un caso que tanto daño está haciendo a España.

No hay comentarios: