Blogoteca: El Rey y el comunista, por LM Anson, El Imparcial

miércoles, 2 de septiembre de 2009

El Rey y el comunista, por LM Anson, El Imparcial

Budapest, Hungría. Noviembre 1956. Tres mil asesinados, 25-50 mil torturados y encarcelados. Véase Libre Opinión.


Es un hecho que allí donde hubo un régimen comunista, allí donde perdura todavía la dictadura marxista, la libertad ha sido erradicada sin piedad. Un sólo partido se alza con el santo y limosna. Los periódicos impresos, hablados o audiovisuales están amordazados. No existe libertad de expresión ni de reunión ni de manifestación. No hay elecciones libres. El ciudadano queda sometido a un Estado implacable y cruel. Y la miseria se extiende. No sólo en la Cuba de hoy. El comunismo arruinó en cuarenta años a naciones tan ricas como Hungría o la antigua Checoslovaquia.

La democracia para un comunista consiste en la imposición del socialismo real, en la dictadura del proletariado, “la clase mayoritaria” según la vieja expresión de Lenin. La aventura histórica del comunismo tocó a su fin cuando los alemanes derribaron el muro de Berlín, cuando los obreros polacos desfilaban portando imágenes del Papa Juan Pablo II y retornaban a consumir “el opio del pueblo”: la religión. Salvo Cuba y Corea, los países en los que se mantiene el partido comunista caminan abiertamente por la senda capitalista hacia la sociedad de libre mercado. China es el más claro ejemplo del reconocimiento por parte de los comunistas sensatos del tremendo error que suponía su sistema totalitario.

Cayo Lara, en su visita al Rey, seguramente no ha pensado que en los países comunistas nunca se hubiera podido producir una visita como la suya pero al revés. La Monarquía española es de todos, también de los comunistas. Eso lo aprendió muy bien Don Juan Carlos de su padre Don Juan y por eso ha recibido con buen ánimo al líder comunista. La liberalidad del Rey se ha puesto una vez más de manifiesto. Firme y flexible, Don Juan Carlos ha vuelo a dar una buena lección de su espíritu abierto y su voluntad de ser el Rey de todos los españoles.

No hay comentarios: