Blogoteca: El hombre de los calzoncillos suicidas no cambia, Pío Moa

miércoles, 8 de julio de 2009

El hombre de los calzoncillos suicidas no cambia, Pío Moa



Ha dicho Gabilondo que Aznar tenía razón cuando aplicaba la solución policial a la ETA, y él erraba al buscar otras salidas. Buena rectificación, porque si algo ha beneficiado a la ETA han sido las llamadas "soluciones políticas", que no solo daban a los pistoleros esperanza y legitimidad, sino que servían a muchos políticos para infringir normas elementales del estado de derecho so pretexto de acabar "negociadamente" con el terror: un "negocio" para todos ellos. Rodríguez ha ido más allá: ha dado a la ETA dinero público, imagen favorable, reconocimiento, proyección internacional, ataques a la Constitución y a las víctimas directas. Nadie ha colaborado más eficazmente con la ETA que este gobierno.

Pero la rectificación de Gabilondo es falsa, pues se ha apresurado a aclarar que la solución está "sobre todo, en que la izquierda abertzale se ponga en pie y le diga a la ETA que abandone definitivamente las armas. Sólo después podremos hablar de detalles técnicos y entonces el Estado podrá ser incluso generoso". Es decir, sigue en la solución política, mostrando un repulsivo respeto por la "izquierda abertzale", que de sobra está en pie y legalizada. Respeto también a la ETA misma: no se trata de acabar con su capacidad de asesinato, sino de que sus seguidores le "digan" que "abandone las armas". Como si fuera un ejército.

¡Y la generosidad! Generosidad con los asesinos y ruindad y cosas peores con las víctimas. Por un tiempo, en la confusión del paso de una dictadura a la democracia, la generosidad pudo tener sentido y cierto éxito, como ocurrió con los terroristas polis-milis (muchos de los cuales pasaron al PSOE(1)). Pero hace mucho que la única salida es la aplicación estricta de la ley, pues la confusión ha desaparecido. Ha desaparecido excepto, claro, para los interesados en ella, en la "solución política". En el ataque al estado de derecho, finalmente.

(1) Lo cual no impide a esa virtuosa banda de cacos que es el PSOE referirse a mí sistemáticamente como "el ex terrorista". Nunca se lo dijeron a Mario Onaindía ni a bastantes otros. Porque el PSOE tiene su propia inclinación terrorista, y su historial es bien explícito.

En El Economista y Blog de Pío Moa

No hay comentarios: