Blogoteca: EL ESTADO DE LA NACIÓN Y LA DESVERTEBRACIÓN DE ESPAÑA, por Roberto Centeno

martes, 19 de mayo de 2009

EL ESTADO DE LA NACIÓN Y LA DESVERTEBRACIÓN DE ESPAÑA, por Roberto Centeno


El disparate económico de la semana ha sido obviamente el debate del Estado de la Nación, un debate donde se supone nos jugamos el futuro, porque de él se espera que salgan los remedios y las políticas que eviten el hundimiento económico, que es nuestro gran riesgo, ha sido simplemente un duelo dialéctico más, donde lo importante han sido la demagogia populista habitual y respuestas ingeniosas o malévolas que descoloquen al contrario, y no los planteamientos serios y constructivos, un diálogo de sordos, donde cada uno ha ido a lo suyo, y donde ha resultado particularmente indecente el planteamiento de los grupos nacionalistas, a quienes importa una higa el futuro de España, y siguen poniendo sus intereses particulares por encima de todo.

Y así las cosas, el problema central del Estado de la Nación, el verdadero problema que debería haber centrado la totalidad del debate, y que exige un acuerdo de Estado PSOE-PP, en lugar de los fuegos de artificio que suponen los cuatro parches adicionales que de nada servirán, y que ni socialistas ni populares han puesto encima de la mesa, es que ya no hay una nación, España está desvertebrada, un Estado plural, que reclamaba Durán y Lleida con la mas absoluta desvergüenza, y ello significa que el margen del que dispone el gobierno para realizar una política fiscal contracíclica, la única de que disponemos, es prácticamente nula. Descontando los gastos fijos que son intocables, como intereses de la deuda, aportación a Europa, o clases pasivas, le quedan solo 60.000 millones de euros, la tercera parte de lo que disponen las CCAA, de los cuales apenas tres mil son de libre disposición, ya que el resto constituye el mínimo para mantener el Estado en funcionamiento.

Al contrario que en el resto del mundo desarrollado- en los Estados federales la parte del gasto que realizan los equivalentes a las CCAA es del 26 % frente al 60 % en nuestro caso – nuestro gobierno, no tiene mecanismos en su mano para enfrentarse a la crisis en forma mínimamente efectiva, solo le queda el endeudamiento, el arruinar literalmente las generaciones futuras que es exactamente lo que está haciendo. La única que puso el dedo en la llaga, la que dijo en los únicos seis minutos que la correspondieron todo lo que los demás callaron, y señaló donde estaba el problema, fue Rosa Díez, que entre otras cosas acusó a Zapatero de haber fomentado la destrucción de la nación española, de haber incrementado la desigualdad, y de conformarse con ser el coordinar, a 17 entidades separadas, coordinar que se reduce solo a la palabra más: más dinero, más competencias, más de todo, y a ninguna obligación, cada una despilfarra y legisla como le viene en gana.

¿Cómo se puede hablar de Educación, pilar esencial del crecimiento futuro, si hay 17 Educaciones diferentes? ¿Cómo hablar de un esfuerzo coordinado si España ya no lo está, y las CCAA que son las quienes disponen del grueso de poder de gasto va cada una por su lado? ¿Cómo se puede hablar de mejorar la productividad si España está fragmentada en 17 mercados independientes, con regulaciones diferentes, con sistemas informáticos diferentes, incompatibles entre ellos, con tres veces más funcionarios de los necesarios, y con un despilfarro masivo de recursos en las cuestiones más estrafalarias? ¿Cómo se puede hablar de cohesión social, cuando la policía, la guardia civil, los funcionarios de justicia, los médicos ganan un 50 % menos que los de las CCAA nacionalistas? Es un insulto y un escarnio hacia los funcionarios del Estado que Zapatero tenga la desvergüenza de afirmar, que ello se debe a las CCAA tienen “autonomía retributiva con sus funcionarios”, porque eso lo hacen con nuestro dinero no con su dinero. ¿Cómo se puede hablar de nación, cuando en partes cada vez más amplias del territorio nacional, se prohíbe y se persigue enseñar, etiquetar o rotular en español, la lengua del Estado, mientras se permite enseñar, etiquetar o rotular en inglés, francés o chino?

Pues bien, ese es el núcleo de la cuestión, ese es el primer problema a resolver, ya que sin ello es metafísicamente imposible salir de la crisis. Un gobierno que no tiene capacidad para asignar el gasto del Estado, que no tiene capacidad de implementar un sistema educativo, que no tiene capacidad para conseguir un mercado único en su propio país, y cuya única posibilidad es endeudarse para colmar los deseos de despilfarro de 17 taifas totalmente descontroladas, simplemente no puede sacar a un país de la crisis. Zapatero, niega que sea solo un coordinador “porque todos en el debate me han pedido que tome medidas”, lo cual no es exacto, le único que piden, directa o indirectamente, es más dinero y más subvenciones, y como ya no lo tiene lo que hace es endeudar a España y a los españoles. El Plan E se financia con deuda, los 9.000 de más a las CCAA con deuda, las infraestructuras con deuda, el salvamento del sistema financiero con deuda, y eso a las CCAA les da lo mismo, porque la deuda no la tienen que devolver ellos la tiene que devolver España.

Y luego, ¿para qué?, para incrementar la desigualdad territorial. Zapatero dice que lo que ha ocurrido es justo los contrario, “una constatación de los datos de renta “per cápita”, pero la desigualdad no se mide comparando el primero con el último, como parece argüir, se mide con la evolución de las regiones o CCAA que superan la media y las que tienen una renta inferior al 90% de la media. Y los resultados son:

.- 1985 -. .- 2008 -.

  • CCAA con “renta per cápita” superior a la media - 10 - - 8 -
  • CCAA con “renta per cápita” inferior al 90% - 6 - - 8 -

Constate Sr. Zapatero, constate.

Y ante esta realidad, los partidos nacionalistas, en un ejercicio miseria moral e insolidaridad inauditas, centraron su discurso en exigir más para ellos, y aquí fue particularmente indignante la intervención de Durán y Lleida. Nos cuenta que Cataluña, antes motor de la economía española, ya no lo es y que ha retrocedido en renta per cápita, y efectivamente es así, pero ¿por culpa de quién?, por culpa de 30 años de gobiernos nacionalistas, incompetentes, despilfarradores y corruptos hasta la médula, no por culpa del resto de España, e inmediatamente va a las balanzas fiscales para decir lo que aportan, pero no dice ni pío de las balanzas comerciales, es decir, lo que compramos a Cataluña en bienes y servicios y lo que le vendemos, porque resulta que estos farsantes solo ven la cara de la moneda que les conviene. ¿Y qué pasa con las balanzas comerciales?, pues que el desequilibrio a favor de Cataluña es infinitamente mayor que su mayor aportación fiscal, hay CCAA que compran entre productos y servicios veinte veces más que lo que Cataluña les compra a ellas, tanto que si en lugar de productos y servicios catalanes, compraran como aconseja la Generalitat a sus ciudadanos “comprar productos de proximidad”, su situación económica mejoraría infinitamente más que con la aportación que reciben de Cataluña vía balanzas fiscales.

Y luego yendo a las medidas concretas propuestas por Zapatero, se resume en tres cuestiones: supresión desgravación fiscal a las viviendas a partir de enero 2011, para rentas brutas superiores a los 24.000 euros, un nuevo expolio a clases medias, entendiendo por tal las personas poco mas de mileuristas, que tendrá que pagar unos 3.000 millones de euros mas en impuestos; reducción cinco puntos sociedades a las PYMES que mantengan el empleo, pura demagogia zapateril porque la mayoría no tienen beneficios; y luego los 2000 euros al automóvil de los cuales 500 a cargo del Estado. Haciendo un balance de las subvenciones y exacciones prometida por Zapatero, tendríamos, 3.000 millones que expolia a la clase media, y unos 700 millones que entrega a PYMES y a sector automóvil, total -2.300 millones.

Y luego viene lo que llaman “modelo de desarrollo sostenible”, un eufemismo que nadie sabe muy bien que es, dotado con 20.000 millones teóricos de financiación a través del ICO, pero que incluye partidas que ya ha prometido siete veces y otras desconocidas, solo que ahora quieren gestionarlo nacionalistas y separatistas, fundamentalmente los catalanes, los que insultan al Himno de España y de los españoles. Al parecer incluirán más ayudas para las energías renovables, que en 2008 daban empleo a 23.000 personas, nos costaban 3.200 año en subvenciones, el 12 % del recibo de la luz, y sirven esencialmente para enriquecer en forma inimaginable a cuatro familias. Liberalización del sector eléctrico: eso supone que la tarifa eléctrica subirá de media un 40%, unos 3.000 millones de euros más al año para las familias. Los 3000 millones de euros a los ayuntamientos para saldar deudas con las PYMES: a fin 2008 la deuda vencida de los ayuntamientos y CCAA era de 30.000 millones, o sea el chocolate del loro. Y luego la reducción del gasto a la Administración del Estado en 1000 millones, un insulto más a los funcionarios, pues a la vez le entrega 9000 millones a las autonomías para que sigan depilfarrando.

Y termino, fuente de grave preocupación es la promesa de Zapatero de nuevas ayudas a la Banca, a estos tíos se les han asignado ya 250.000 millones de euros, el 25 % del PIB, la cifra más alta del planeta en términos de PIB, y la están empleando como les da la santísima gana en forma totalmente contraria a lo pactado y a los intereses del país, ante el silencio cómplice del BdE y de Economía, y ahora se les va a dar 90.000 millones más, “para salvar lo que se pueda del sistema financiero si se ve afectado” según Zapatero y que será “más para cajas que para bancos”, algo obvio porque buena parte de las cajas están ya quebradas, tanto que ayer hemos sabido que las Cajas han dejado de publicar sus balances, no les sirve ya con mentir, ahora la situación es tan grave que no se atreven ni a publicar los balances falsificados con la bendición del BdE. Seguro que han oído la afirmación de Zapatero en el debate “la transparencia es el valor fundamental de la democracia”, realmente la mendacidad y la trapacería de este gobierno no tiene parangón en el mundo civilizado, un gobierno que nos está endeudando al ritmo de 11.000 millones de euros mes, lo que de seguir mucho tiempo no puede llevar a la suspensión de pagos como país.

Blog de Roberto Centeno

No hay comentarios: