Blogoteca: Más de 4 millones de parados, LM Anson

sábado, 25 de abril de 2009

Más de 4 millones de parados, LM Anson

Tiene razón Zapatero. El paro terminará estancándose. Si se llegara a la utopía de que no exista trabajo para nadie, a partir de ese momento la estadística del paro mejoraría de forma inevitable.

Más de 4.000.000 de parados, a los que habría que añadir el de los empleados públicos innecesarios y el de los inmigrantes no legalizados, constituye una cifra apabullante. A partir de ahora el paro aumentará pero en menor proporción y cuando rocemos la cota del 20% empezará a descender. El incendiario Zapatero tendrá el cinismo de presentarse entonces como el bombero de la situación.

No estoy en contra de que, en circunstancias excepcionales, se utilice el dinero público para contener la hemorragia de la crisis económica. Si el ciudadano medio toma la decisión de no gastar para pagar sus deudas, el Gobierno puede y debe incentivar la economía inyectando dinero en el cauce exhausto. La fórmula zapateresca de hacerlo en los ayuntamientos, casi todos despilfarradores, muchos de ellos corruptos, no es la mejor. El empleo lo crean las pequeñas y medianas empresas. A ellas debería dedicar el Gobierno las inyecciones económicas. A las que ya existen y a las que los jóvenes emprendedores quieren crear. Derrochar el dinero público en los ayuntamientos es poco pan para hoy y mucha hambre para mañana.

Ahí están las cifras oficiales tan tozudas. En contra de lo anunciado por Zapatero, el paro ha seguido creciendo en marzo. La cifra que anticipé en octubre pasado en esta columna ya ha sido superada. Fue el paro, que no la corrupción, lo que derribó a Felipe González. Si a sus cifras alarmantes se suma la deuda creciente y el déficit que superará el 10 por ciento, la calificación de colapso económico, rechazada por el Gobierno como antes la crisis, como después la recesión, amenaza ya en los horizontes nublados de la España zapatética.

Luis María ANSON
de la Real Academia Española
Todos los artículos de este autor

No hay comentarios: