Blogoteca: Roberto Centeno dirige una carta al director del Banco de España

jueves, 25 de diciembre de 2008

Roberto Centeno dirige una carta al director del Banco de España

El pasado 23 de diciembre, en El Confidencial.com, Roberto Centeno dirigió esta Carta a D. Miguel Ángel Fernández Ordóñez.
Como no tiene desperdicio, la incluyo en mi colección de textos guardados en mi Blogoteca.

He leído con interés, su primera entrevista desde que ocupa el cargo, publicada el domingo por el diario El País, y coincidiendo  con  sus afirmaciones genéricas, me resultan asombrosas sus afirmaciones y sus silencios referidos a nuestro país. Y antes de nada vayan por delante dos aclaraciones, la primero que le considero un buen profesional, algo que no se puede decir de ni uno solo de los responsables económicos del gobierno, que en su mayoría, no estarían ni de botones en ministerios similares en ningún otro país,  de ahí mi sorpresa, como otros profesionales de la economía confiesan en privado, que su ideología política, haya pasado por encima del análisis veraz de la realidad. La segunda, que no pretendo hacer “populismo”, como Ud. gusta decir,  algo sencillísimo sin más que relatar la cronología de hechos y dichos, sino tratar de identificar, en la forma más  constructiva posible, dónde estamos y qué podemos hacer para evitar el desastre que se nos viene encima.

Afirma Ud, “los consumidores no consumen, los empresarios no contratan, los inversores no invierten y los bancos no prestan”, no podría estar más de acuerdo, pero hay un problema, meter en el mismo saco a consumidores, empresas y bancos, como si todos fuesen culpables por igual, no sólo es ofensivo para consumidores y empresarios, simplemente es falso.  Los consumidores no consumen porque ha bajado su renta disponible, porque está subiendo brutalmente la presión fiscal, particularmente en CCAA y Ayuntamientos, porque están en el paro o temen estarlo, los empresarios no contratan porque apenas pueden sobrevivir, y los inversores lo mismo. Pero quien tiene la culpa, primero es el Gobierno, el peor desde la guerra civil, cuyas medidas son una chapuza tras otra, sin una estrategia definida y coherente, con unos Presupuestos delirantes que van justo en sentido contrario a lo que se necesita, mintiendo sin límite y ofreciendo un dinero que no existe a todo bicho viviente. Pero después y fundamentalmente, los bancos, que al acumular liquidez, y Ud. lo sabe mejor que nadie, están destruyendo vía multiplicador del crédito – cada 1000 euros acumulados destruyen 9.200 - una parte sustantiva de la oferta monetaria, con efectos devastadores sobre familias y empresas.
Dice Ud. “es populista criticar a los bancos por no dar créditos, su función es darlos solo a quienes los van a devolver”,  de acuerdo con la afirmación en abstracto, y en total discrepancia  aquí y ahora. Los bancos no dan créditos porque están acumulando liquidez, pues el valor de sus activos ha caído en vertical, y sus balances no reflejan ni de lejos la realidad, como ocurre en otros países, y porque tienen unas deudas enormes y no saben como afrontar los vencimientos, por ello euro que entra, euro que se queda en el cajón, porque lo necesitan desesperadamente. El resultado no es que solo prestan a quien puede devolver, es que lo están haciendo indiscriminadamente, porque su prioridad es acumular, no prestar, y a pesar de lo que Ud afirma – “no puede decirse que haya contracción de crédito” - la financiación a familias y a empresas se ha reducido ya en un 50% hasta octubre. Pero lo realmente surrealista, es que le parece estupendo el destino de los 250.000 millones de euros, el 25% del PIB, casi el triple que la ayuda en EEUU.
Porque lo realmente grave, lo inaceptable, lo inaudito es que “ese dinero va a permitir a los bancos con problemas en sus vencimientos a resolverlos”, es decir, que el sistema financiero mas sólido del mundo va a necesitar una cuarta parte de la riqueza nacional para refinanciar, no para solucionar, su deuda manteniendo el apalancamiento,  justo  lo contrario de lo que se está haciendo en el resto del mundo, y un disparate escalofriante. Ese dinero tendría que haber ido a bancos y cajas, por supuesto, pero para avalar los préstamos a familias y a empresas, más aún, los 50.000 millones para compra de activos tendrían que haber ido en parte, como en EEUU, a las empresas que lo necesiten comprándoles bonos de titulización y otros activos. Pensará Ud. si se hace eso quebraría la mitad de las entidades financieras, evidentemente, pero entonces sálvenlas una por una, cuando suceda. Mire Ud. D. Miguel Ángel, si Mariano Rubio hubiera estado al frente del regulador, la mitad de las entidades financieras estarían intervenidas y gestionadas por funcionarios del Banco, y sus ejecutivos donde se merecen, en la calle, y se estarían buscando – se habrían encontrado ya - compradores donde los hubiera, con las ayudas económicas a que hubiera menester.
Lo que se va a hacer con los 250.000 millones es un auténtico escándalo. Un plan elaborado, como Ud sabe bien, a sus espaldas, a las de Solbes, y a las del Gobierno en pleno, por los dos mayores bancos y las dos mayores cajas, junto con las patronales respectivas, y que  es el mayor expolio al pueblo español desde la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX, y su nombre quedará ligado a ella para la Historia. Si esto se llega intentar en EEUU, el Gobierno habría caído en pleno, y no sé si los responsables de los bancos y las patronales habrían tenido responsabilidad penal, pero lo que es seguro es que hubieran tenido que dimitir con los Consejos al completo. Pero lo peor de todo, es que con la irresponsabilidad absoluta de estos caballeros, concediendo créditos insensatos a personas insensatas,  endeudándose hasta las orejas, ha desencadenado una crisis crediticia brutal que está destruyendo la capacidad productiva del país. Y todas las crisis crediticias acaban indefectiblemente en una depresión, de la que no saldremos ni en 2009 ni en 2010, como Ud afirma, sino en 2018 o 2020, eso sino se produce antes una explosión social, algo cada vez más probable, que se lleve todo por delante.

Y no tengo más espacio,  menciona Ud las reformas más necesarias, y no salgo de mi asombro ¿Cree Ud en serio que si se arreglasen la educación y el mercado de trabajo bajando salarios y abaratando aún más el despido, saldríamos de la crisis?, no me lo puedo creer, como no me puedo creer como alguien pueda afirmar que los avances en materia educativa “han sido importantísimos”. No menciona, sin embargo, temas infinitamente más importantes, como la necesidad de una fuerte bajada en el precio de la vivienda para normalizar el mercado, la insostenibilidad de la Seguridad Social, o la necesidad de reducir la presión fiscal a los trabajadores y a la clase media, como se ha hecho con los banqueros y sus familias, algo de una injusticia y una obscenidad tan brutales que clama al cielo. Pero todo esto queda empalidecido al ignorar las dos condiciones “sine qua non” para frenar primero y remontar después la crisis actual, y sin las cuales todas las demás medidas, sin excepción, son solo ceros a la izquierda: el dar marcha atrás a la locura autonómica que está desangrando el país, y el poner fin a la acumulación de liquidez. Unas CCAA, para quienes no existe la crisis, con unos presupuestos alocados de 177.000 millones de euros, tres veces mayor del neto para financiar España, y el 78% de los cuales se asigna a gasto no productivo, o la fragmentación del país en 17 mercados independientes, una losa imposible para la productividad y la eficiencia. Y por supuesto,  la acumulación de liquidez por parte de bancos y cajas, que está aniquilando literalmente el tejido productivo de la nación. Y le digo más, o se arreglan estos dos temas o España va directa a una depresión.  Y la guinda del pastel que tampoco menciona: la total irresponsabilidad, la absoluta incompetencia y la injusticia social de dimensiones siderales, con las que éste gobierno de insensatos está manejando la crisis.
Atentamente.
Roberto
Centeno



PD: Postrado de rodillas ante Ud le pido, como miles de españoles, que informe con verdad de las cifras macroeconómicas, que no nos diga que la economía está a punto de entrar en recesión, cuando eso ya sucedió hace meses y ahora estamos cayendo al -5% en base anual. Su primera obligación es hacia España y hacia los españoles, no hacia el peor Presidente ni hacia el peor Gobierno que ha tenido éste país en varias generaciones.

Por cierto, leo con asombro y estupefacción, que el irresponsable de Zapatero, está pactando la entrega de más fondos a todas las CCAA, a unas mucho más y a otras un poco más, y la cuestión que le planteo es, ¿de dónde va salir ese dinero, si el déficit del Estado será del casi el 3% en 2008 y del 5/6% en 2009?, ¿van a bajar los sueldos y los medios a las FFAA, a la Justicia, a la Policía, y al resto de funcionarios del Estado? Porque simplemente no salen las cuentas. ¿No tiene nada que decir el Banco de España? Porque esto no es política es economía, y afecta a la supervivencia económica del Estado. ¿Pero es que se han vuelto locos?

Y por si alguien señala que las CCAA realizan funciones imprescindibles, es verdad, pero a un coste que es el doble del de Estado centralizado y un 40% que uno Federal. Y eso es lo que ni España ni nadie puede financiar.

No hay comentarios: