Blogoteca: diciembre 2008

domingo, 28 de diciembre de 2008

El abuso de las autonomías, LM Anson, El Imparcial


  Se debate la financiación de las Autonomías y nadie dice la verdad, nadie se atreve a entrar en el fondo de la situación actual. Como cuestión previa a un plan razonable para financiar a las Comunidades autonómicas debe establecerse esta exigencia: la reducción drástica del gasto público. Cuando en la última legislatura de Aznar, el Estado se instaló en el superávit, las Autonomías se endeudaban cada año un poco más. La salud económica de España era artificial porque Autonomías y Municipios son también Estado. Conviene no olvidar la es-tructura real en la que nos movemos.
Hemos creado 17 Estados de pitiminí, cada uno con su gobierno, su parlamento, su protocolo, su televisión, su policía, su Jefatura del Estado, y todo ello con gastos sin cuento, palacios suntuosos, viajes gratis total, turismo político de altura, asesores sin número, ayudantes incontables, secretarias para parar el AVE, escoltas a porrillo, automóviles sin control con sus chóferes y sus gastos cada vez más copiosos. Las Autonomías, en fin, constituyen una sangría para el español medio que se ve acosado por unos impuestos casi confiscatorios. En 1976 los ciudadanos teníamos que pagar a 600.000 funcionarios. Ahora a cerca de 3.000.000, con sus sueldos, sus jubilaciones, sus dietas, su calefacción, su aire acondicionado, su teléfono, sus oficinas, sus gastos varios. Y todo para que en lugar de estar mejor atendidos, donde antes había que hacer un trámite burocrático, ahora nos atosiguen con tres o cuatro.
El debate sobre financiación de las Autonomías, ante elecciones ya anunciadas, significa que tendremos que pagar todavía más de lo que pagamos ahora. En lugar de decir: ni un céntimos más, por el contrario, reducción de los presupuestos al menos en un 20%, se terminó el derroche, se acabó el despilfarro, Zapatero I el de las mercedes parece dispuesto a contentar a todos pagándoles más con los impuestos con que nos esquilma a todos los españoles.

jueves, 25 de diciembre de 2008

Roberto Centeno dirige una carta al director del Banco de España

El pasado 23 de diciembre, en El Confidencial.com, Roberto Centeno dirigió esta Carta a D. Miguel Ángel Fernández Ordóñez.
Como no tiene desperdicio, la incluyo en mi colección de textos guardados en mi Blogoteca.

He leído con interés, su primera entrevista desde que ocupa el cargo, publicada el domingo por el diario El País, y coincidiendo  con  sus afirmaciones genéricas, me resultan asombrosas sus afirmaciones y sus silencios referidos a nuestro país. Y antes de nada vayan por delante dos aclaraciones, la primero que le considero un buen profesional, algo que no se puede decir de ni uno solo de los responsables económicos del gobierno, que en su mayoría, no estarían ni de botones en ministerios similares en ningún otro país,  de ahí mi sorpresa, como otros profesionales de la economía confiesan en privado, que su ideología política, haya pasado por encima del análisis veraz de la realidad. La segunda, que no pretendo hacer “populismo”, como Ud. gusta decir,  algo sencillísimo sin más que relatar la cronología de hechos y dichos, sino tratar de identificar, en la forma más  constructiva posible, dónde estamos y qué podemos hacer para evitar el desastre que se nos viene encima.

Afirma Ud, “los consumidores no consumen, los empresarios no contratan, los inversores no invierten y los bancos no prestan”, no podría estar más de acuerdo, pero hay un problema, meter en el mismo saco a consumidores, empresas y bancos, como si todos fuesen culpables por igual, no sólo es ofensivo para consumidores y empresarios, simplemente es falso.  Los consumidores no consumen porque ha bajado su renta disponible, porque está subiendo brutalmente la presión fiscal, particularmente en CCAA y Ayuntamientos, porque están en el paro o temen estarlo, los empresarios no contratan porque apenas pueden sobrevivir, y los inversores lo mismo. Pero quien tiene la culpa, primero es el Gobierno, el peor desde la guerra civil, cuyas medidas son una chapuza tras otra, sin una estrategia definida y coherente, con unos Presupuestos delirantes que van justo en sentido contrario a lo que se necesita, mintiendo sin límite y ofreciendo un dinero que no existe a todo bicho viviente. Pero después y fundamentalmente, los bancos, que al acumular liquidez, y Ud. lo sabe mejor que nadie, están destruyendo vía multiplicador del crédito – cada 1000 euros acumulados destruyen 9.200 - una parte sustantiva de la oferta monetaria, con efectos devastadores sobre familias y empresas.
Dice Ud. “es populista criticar a los bancos por no dar créditos, su función es darlos solo a quienes los van a devolver”,  de acuerdo con la afirmación en abstracto, y en total discrepancia  aquí y ahora. Los bancos no dan créditos porque están acumulando liquidez, pues el valor de sus activos ha caído en vertical, y sus balances no reflejan ni de lejos la realidad, como ocurre en otros países, y porque tienen unas deudas enormes y no saben como afrontar los vencimientos, por ello euro que entra, euro que se queda en el cajón, porque lo necesitan desesperadamente. El resultado no es que solo prestan a quien puede devolver, es que lo están haciendo indiscriminadamente, porque su prioridad es acumular, no prestar, y a pesar de lo que Ud afirma – “no puede decirse que haya contracción de crédito” - la financiación a familias y a empresas se ha reducido ya en un 50% hasta octubre. Pero lo realmente surrealista, es que le parece estupendo el destino de los 250.000 millones de euros, el 25% del PIB, casi el triple que la ayuda en EEUU.
Porque lo realmente grave, lo inaceptable, lo inaudito es que “ese dinero va a permitir a los bancos con problemas en sus vencimientos a resolverlos”, es decir, que el sistema financiero mas sólido del mundo va a necesitar una cuarta parte de la riqueza nacional para refinanciar, no para solucionar, su deuda manteniendo el apalancamiento,  justo  lo contrario de lo que se está haciendo en el resto del mundo, y un disparate escalofriante. Ese dinero tendría que haber ido a bancos y cajas, por supuesto, pero para avalar los préstamos a familias y a empresas, más aún, los 50.000 millones para compra de activos tendrían que haber ido en parte, como en EEUU, a las empresas que lo necesiten comprándoles bonos de titulización y otros activos. Pensará Ud. si se hace eso quebraría la mitad de las entidades financieras, evidentemente, pero entonces sálvenlas una por una, cuando suceda. Mire Ud. D. Miguel Ángel, si Mariano Rubio hubiera estado al frente del regulador, la mitad de las entidades financieras estarían intervenidas y gestionadas por funcionarios del Banco, y sus ejecutivos donde se merecen, en la calle, y se estarían buscando – se habrían encontrado ya - compradores donde los hubiera, con las ayudas económicas a que hubiera menester.
Lo que se va a hacer con los 250.000 millones es un auténtico escándalo. Un plan elaborado, como Ud sabe bien, a sus espaldas, a las de Solbes, y a las del Gobierno en pleno, por los dos mayores bancos y las dos mayores cajas, junto con las patronales respectivas, y que  es el mayor expolio al pueblo español desde la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX, y su nombre quedará ligado a ella para la Historia. Si esto se llega intentar en EEUU, el Gobierno habría caído en pleno, y no sé si los responsables de los bancos y las patronales habrían tenido responsabilidad penal, pero lo que es seguro es que hubieran tenido que dimitir con los Consejos al completo. Pero lo peor de todo, es que con la irresponsabilidad absoluta de estos caballeros, concediendo créditos insensatos a personas insensatas,  endeudándose hasta las orejas, ha desencadenado una crisis crediticia brutal que está destruyendo la capacidad productiva del país. Y todas las crisis crediticias acaban indefectiblemente en una depresión, de la que no saldremos ni en 2009 ni en 2010, como Ud afirma, sino en 2018 o 2020, eso sino se produce antes una explosión social, algo cada vez más probable, que se lleve todo por delante.

Y no tengo más espacio,  menciona Ud las reformas más necesarias, y no salgo de mi asombro ¿Cree Ud en serio que si se arreglasen la educación y el mercado de trabajo bajando salarios y abaratando aún más el despido, saldríamos de la crisis?, no me lo puedo creer, como no me puedo creer como alguien pueda afirmar que los avances en materia educativa “han sido importantísimos”. No menciona, sin embargo, temas infinitamente más importantes, como la necesidad de una fuerte bajada en el precio de la vivienda para normalizar el mercado, la insostenibilidad de la Seguridad Social, o la necesidad de reducir la presión fiscal a los trabajadores y a la clase media, como se ha hecho con los banqueros y sus familias, algo de una injusticia y una obscenidad tan brutales que clama al cielo. Pero todo esto queda empalidecido al ignorar las dos condiciones “sine qua non” para frenar primero y remontar después la crisis actual, y sin las cuales todas las demás medidas, sin excepción, son solo ceros a la izquierda: el dar marcha atrás a la locura autonómica que está desangrando el país, y el poner fin a la acumulación de liquidez. Unas CCAA, para quienes no existe la crisis, con unos presupuestos alocados de 177.000 millones de euros, tres veces mayor del neto para financiar España, y el 78% de los cuales se asigna a gasto no productivo, o la fragmentación del país en 17 mercados independientes, una losa imposible para la productividad y la eficiencia. Y por supuesto,  la acumulación de liquidez por parte de bancos y cajas, que está aniquilando literalmente el tejido productivo de la nación. Y le digo más, o se arreglan estos dos temas o España va directa a una depresión.  Y la guinda del pastel que tampoco menciona: la total irresponsabilidad, la absoluta incompetencia y la injusticia social de dimensiones siderales, con las que éste gobierno de insensatos está manejando la crisis.
Atentamente.
Roberto
Centeno



PD: Postrado de rodillas ante Ud le pido, como miles de españoles, que informe con verdad de las cifras macroeconómicas, que no nos diga que la economía está a punto de entrar en recesión, cuando eso ya sucedió hace meses y ahora estamos cayendo al -5% en base anual. Su primera obligación es hacia España y hacia los españoles, no hacia el peor Presidente ni hacia el peor Gobierno que ha tenido éste país en varias generaciones.

Por cierto, leo con asombro y estupefacción, que el irresponsable de Zapatero, está pactando la entrega de más fondos a todas las CCAA, a unas mucho más y a otras un poco más, y la cuestión que le planteo es, ¿de dónde va salir ese dinero, si el déficit del Estado será del casi el 3% en 2008 y del 5/6% en 2009?, ¿van a bajar los sueldos y los medios a las FFAA, a la Justicia, a la Policía, y al resto de funcionarios del Estado? Porque simplemente no salen las cuentas. ¿No tiene nada que decir el Banco de España? Porque esto no es política es economía, y afecta a la supervivencia económica del Estado. ¿Pero es que se han vuelto locos?

Y por si alguien señala que las CCAA realizan funciones imprescindibles, es verdad, pero a un coste que es el doble del de Estado centralizado y un 40% que uno Federal. Y eso es lo que ni España ni nadie puede financiar.

martes, 23 de diciembre de 2008

Marruecos se rearma con nuestro dinero y nos manda a sus parados

Hay dos noticias importantes que no quiero dejar pasar, para que quede constancia en mi  Mediterráneo.  Una es el regalo de 520 millones de Zapatero al sultán de Marruecos, que ha doblado (y ésta es la segunda) su presupuesto militar en tan solo un año.
No quiero hacer más disquisiciones. Sólo dar las gracias a las once millones de votantes que pusieron a ZP 4 años más al frente de este desgraciado país.
….
No contentos con esto, el sátrapa nos manda  sus millones de parados que, con todo derecho,  se asientan en España mediante una política de reagrupamiento familiar con la entrada de sus padres y abuelos.
En paralelo, miles de empresas españolas huyen de España y se radican en Marruecos, creando el empleo en el país vecino. Las pequeñas y medianas empresas serán trituradas y ZP conseguirá lo que empezó Felipe Gonzalez; las grandes empresas ya se han deslocalizado para irse a países más dulces fiscal y laboralmente.
En el interior, está dejando un país descuartizado, con media España empobrecida y colonizada por las autonomías gordas.
Ahora negocia la financiación, no para darles más, sino para darles lo que quieran. Si lo quieren todo, todo.
¿Por qué no?
España va bien.
Image Hosted by ImageShack.us
– Váyase, señor Rodríguez. Aborte usted sus demenciales planes de desgobierno.
Entrada del 23 de dic 2008 de marianodigital.es

lunes, 22 de diciembre de 2008

Muere Montesquieu, por Pedro G. Cuartango en El Mundo

Este no es el mejor artículo que reproduzco en mi Blogoteca, 2008, pero si es uno de los más tristes, por su lucidez. Mucha gente lo sabe y está de acuerdo. Salvemos nuestra democracia: no es gran cosa, pero es lo mejor que tenemos y lo único por lo que vale la pena seguir remando.
Uno de los fenómenos más inquietantes a los que estamos asistiendo en los últimos tiempos es la degradación del Parlamento, que se ha convertido en un cascarón vacío donde los diputados y los senadores se intercambian insultos y dirimen querellas que no interesan a nadie.
El último episodio de este proceso de deterioro es el debate y aprobación de los Presupuestos que tuvo lugar el jueves pasado. La votación fue un auténtico fraude, como dijo Cristóbal Montoro, pero no sólo porque las cuentas públicas se hayan quedado totalmente desfasadas sino, sobre todo, porque las decisiones del Congreso no sirven para nada, son puro papel mojado.
Explicaré lo que quiero decir: el Gobierno de Zapatero está tomando medidas como el plan de rescate de los bancos o la inversión de 8.000 millones para obras municipales al margen del Parlamento e incluso del Consejo de Ministros, que se limita a ratificar lo que el presidente ya ha anunciado públicamente.
Zapatero pacta con la banca unas ayudas de 250.000 millones de euros, equivalentes al 25% del PIB anual, que ni siquiera han sido debatidas o aprobadas formalmente por el Congreso, pero luego se enzarza con la oposición para polemizar en la Cámara sobre hechos que sucedieron en 1936.
La realidad es que hace ya mucho tiempo -desde la etapa de Felipe González- que las grandes políticas no se discuten en el Parlamento porque las decisiones las adoptan los jefes de Gobierno o se pactan en secreto con la oposición.
El Congreso se ha quedado para números como el que montaron recientemente Dolors Nadal, diputada del PP, y la ministra Elena Salgado en un apasionante debate dialéctico sobre los urinarios de La Moncloa.
Pese a su discurso regenerador, Zapatero es el menos interesado en revitalizar un Parlamento convertido en fachada de cartón que oculta las profundas carencias de nuestro sistema democrático. Al fin y al cabo, siempre se vive mejor en el poder si no hay incómodos controles.
Nunca he mitificado el Congreso porque soy consciente de sus muchas limitaciones en un sistema donde los diputados se ciñen a ratificar lo que decide previamente el Ejecutivo. Pero al menos deberían guardar mejor las apariencias.
Nuestra democracia ha ido derivando hacia un presidencialismo que contradice la letra y el espíritu de la Constitución. Se habla mucho de reformar la Carta Magna para poner un techo a las competencias de las autonomías, pero nada se dice del excesivo poder que han ido acumulando los presidentes del Gobierno, que asumen también la función de jefes del grupo parlamentario y líderes del partido.
El Congreso -con un personaje populista como Bono de presidente- se ha convertido en una caricatura de sí mismo y en una demostración de que la política ha degenerado en banal espectáculo. No en vano proclamó Alfonso Guerra la muerte de Montesquieu.
© Mundinteractivos, S.A.
Recuperado de marianodigital.es, 22 dic. 2008

domingo, 7 de diciembre de 2008

Todo vale contra España, editorial de LD Posted: 07 Dec 2008 03:37 AM CST Al desprecio con que los nacionalistas tratan los actos que cada año se celebran en el Congreso de los Diputados para conmemorar la Constitución, el ayuntamiento de Barcelona ha añadido en esta ocasión su propia afirmación anti-española acosando a un grupo de afiliados al PP que repartían ejemplares de la Carta Magna en la Plaza de Cataluña. Esta situación, más propia de un país bajo un Gobierno autoritario que de un Estado de Derecho, demuestra que la ofensiva de los separatistas contra España no se ha visto en absoluto afectada por la crisis económica. Tal y como demuestran las últimas declaraciones racistas y xenófobas del ex presidente de la Generalidad y de Joan Puigcercós a propósito de los latinoamericanos (presión asfixiante para Cataluña, según Pujol) y en general de todos los inmigrantes (el presidente de ERC opina que los derechos políticos deben depender del conocimiento del catalán), las dificultades por las que pasa la economía nacional están siendo usadas por algunos para recrudecer su retórica excluyente. Lo que en cualquier otro país europeo sería condenado como un ejercicio de nacional-populismo o neofascismo, es tristemente ocultado en España por la mayoría de medios de comunicación afines a la izquierda en virtud de esa peculiar e hipócrita doble barra de medir la incorrección política dependiendo del emisor del discurso, y no de su contenido. Que la celebración de la democracia y la reivindicación de la igualdad de derechos sea considerada un problema de orden público por algunas autoridades catalanas coloca a esta región de España en una situación de excepcionalidad en el ámbito de las naciones democráticas. Debemos reiterar que sólo la exigencia de cambios políticos por parte de la ciudadanía puede frenar la deriva autoritaria de los nacionalistas, asistidos y apoyados por los socialistas, más preocupado por insultar a sus adversarios que por poner coto a los desmanes del PSC. Por cierto, la cabeza de lista de este partido por Barcelona en las últimas elecciones generales, la actual ministra de Defensa Carmen Chacón, se ausentó de las celebraciones oficiales del sábado con la excusa de unas vacaciones familiares. En cuanto al País Vasco, la apuesta de Eusko Alkartasuna por cortejar el voto proetarra en las próximas elecciones vascas, que de nuevo se celebrarán bajo la amenaza de los terroristas y la pasividad de los nacionalistas, demuestra que la mejor hipótesis para explicar la persistencia en esa región de un grupo armado nacional-bolchevique es la que relaciona sus actividades delictivas con los beneficios obtenidos por la oligarquía formada por buena parte de los militantes de los partidos nacionalistas mal llamados “moderados”. En este estado de cosas, propuestas como la de UPyD y las últimas declaraciones de Mariano Rajoy, quien coincide con Rosa Díez en propugnar reformas legales a favor de la nación española, los derechos individuales y la igualdad de los españoles, son la respuesta más adecuadas para proteger la libertad de los ciudadanos ante la enésima ofensiva nacionalista. Sin embargo, no parece que la llamada al consenso de Rodríguez Zapatero pase por recoger estas iniciativas, sino más bien lo contrario, tildarlas de radicales mientras se les ofrece a los nacionalistas un nuevo pacto político para sostener a su débil e ineficaz Gobierno. Como demuestra la conducta intolerable del ayuntamiento de Barcelona presidido por Jordi Hereu, del PSC, para los socialistas todo vale con tal de mantenerse en el poder. Para los nacionalistas también. A día de hoy España sigue encabezando la factura de los separatistas al PSOE. Nadie debería olvidarlo. Enlace Libertad Digital

Al desprecio con que los nacionalistas tratan los actos que cada año se celebran en el Congreso de los Diputados para conmemorar la Constitución, el ayuntamiento de Barcelona ha añadido en esta ocasión su propia afirmación anti-española acosando a un grupo de afiliados al PP que repartían ejemplares de la Carta Magna en la Plaza de Cataluña. Esta situación, más propia de un país bajo un Gobierno autoritario que de un Estado de Derecho, demuestra que la ofensiva de los separatistas contra España no se ha visto en absoluto afectada por la crisis económica.
Tal y como demuestran las últimas declaraciones racistas y xenófobas del ex presidente de la Generalidad y de Joan Puigcercós a propósito de los latinoamericanos (presión asfixiante para Cataluña, según Pujol) y en general de todos los inmigrantes (el presidente de ERC opina que los derechos políticos deben depender del conocimiento del catalán), las dificultades por las que pasa la economía nacional están siendo usadas por algunos para recrudecer su retórica excluyente.
Lo que en cualquier otro país europeo sería condenado como un ejercicio de nacional-populismo o neofascismo, es tristemente ocultado en España por la mayoría de medios de comunicación afines a la izquierda en virtud de esa peculiar e hipócrita doble barra de medir la incorrección política dependiendo del emisor del discurso, y no de su contenido.
Que la celebración de la democracia y la reivindicación de la igualdad de derechos sea considerada un problema de orden público por algunas autoridades catalanas coloca a esta región de España en una situación de excepcionalidad en el ámbito de las naciones democráticas. Debemos reiterar que sólo la exigencia de cambios políticos por parte de la ciudadanía puede frenar la deriva autoritaria de los nacionalistas, asistidos y apoyados por los socialistas, más preocupado por insultar a sus adversarios que por poner coto a los desmanes del PSC. Por cierto, la cabeza de lista de este partido por Barcelona en las últimas elecciones generales, la actual ministra de Defensa Carmen Chacón, se ausentó de las celebraciones oficiales del sábado con la excusa de unas vacaciones familiares.
En cuanto al País Vasco, la apuesta de Eusko Alkartasuna por cortejar el voto proetarra en las próximas elecciones vascas, que de nuevo se celebrarán bajo la amenaza de los terroristas y la pasividad de los nacionalistas, demuestra que la mejor hipótesis para explicar la persistencia en esa región de un grupo armado nacional-bolchevique es la que relaciona sus actividades delictivas con los beneficios obtenidos por la oligarquía formada por buena parte de los militantes de los partidos nacionalistas mal llamados “moderados”.
En este estado de cosas, propuestas como la de UPyD y las últimas declaraciones de Mariano Rajoy, quien coincide con Rosa Díez en propugnar reformas legales a favor de la nación española, los derechos individuales y la igualdad de los españoles, son la respuesta más adecuadas para proteger la libertad de los ciudadanos ante la enésima ofensiva nacionalista. Sin embargo, no parece que la llamada al consenso de Rodríguez Zapatero pase por recoger estas iniciativas, sino más bien lo contrario, tildarlas de radicales mientras se les ofrece a los nacionalistas un nuevo pacto político para sostener a su débil e ineficaz Gobierno.
Como demuestra la conducta intolerable del ayuntamiento de Barcelona presidido por Jordi Hereu, del PSC, para los socialistas todo vale con tal de mantenerse en el poder. Para los nacionalistas también. A día de hoy España sigue encabezando la factura de los separatistas al PSOE. Nadie debería olvidarlo.
Enlace Libertad Digital

viernes, 5 de diciembre de 2008

Ya está de más, por Juan Carlos Girauta

Artur Mas no ha dimitido por la presunta pirula fiscal del padre. Sin embargo, está fatalmente tocado, aunque es posible que él mismo no lo sepa. La estrella Borrell se apagó por bastante menos. Cierto es que en Matrix cabe ignorar sine die la fea verruga en la punta de la nariz de la bella. También se puede reprogramar al personal y trocar una mancha en timbre de orgullo, o convertir la justa denuncia de un abuso en reprensible vileza. Recuerden la Banca Catalana.
Pero, para desgracia de Mas, las circunstancias no son las de entonces. CiU ya no es dueña del imaginario, carece de poder efectivo, el futuro no le pinta bien, ha perdido su tupida red clientelar porque estas cosas hay que regarlas a menudo, y ahora quien riega se llama Montilla o se llama Carod. Y desde noviembre de 2003, el PSC y los independentistas están conjurados para dejar en los huesos a Convergència, a ser posible, con la colaboración de Unió, siempre dispuesta a practicarle una buena succión al socio que de antiguo parasita.
Podrá callar la prensa que el jefe de la oposición está desnudo. Podrá no dar la noticia, omitir la lista de Liechtenstein. No importa. Artur Mas ya está en manos de los socialistas, que vuelven a manejar los resortes del Estado con el sentido de la oportunidad y con el sentido instrumental y patrimonial que caracterizaron los años ochenta. Ahora sin contrapeso en la Plaça de Sant Jaume, mandada en ambos lados por un PSC capitaneado a su vez por el más fuerte en plaza: el temible y eficacísimo apparatchik José Montilla, honorable presidente de la Generalitat, señor de un partido que roza la mitad del voto catalán, aliado estratégico de la Esquerra, repartidor último de las subvenciones a la prensa, dueño del DOG (el BOE catalán), comisario máximo de las cacicadas del CAC, gran capitán de los batallones populares del Baix Llobregat, impasible, paciente, pétreo. Y blindado. No deja más flanco descubierto que aquel que puede perder al atacante: su origen, su catalán precario, su nombre de pila sin catalanizar. ¿Va CiU a hacer oposición desde el racismo?
Artur Mas es historia, y los medios del oasis así lo explicarán en el justo momento en que Montilla invierta lánguidamente el pulgar. Lo que sucederá, por ejemplo, si tras una sentencia del Constitucional adversa al Estatut, el hijo de Arturo Mas se quiere subir a la parra del referéndum, de las elecciones anticipadas o de cualquier otra capitalización de un descontento que él mismo viene atizando de forma preventiva.
Enlace a Libertad Digital