Blogoteca: abril 2008

martes, 29 de abril de 2008

Las medidas: una chapuza antisocial, por Roberto Centeno, Expansión

LAS MEDIDAS: UNA CHAPUZA ANTISOCIAL



Uno de los hechos más sorprendentes de nuestra historia moderna, es que al contrario de lo que ocurre en todos y cada uno de los pueblos de Europa, desde Estonia a Portugal, a una mayoría de españoles, les importa un pimiento la unidad de su Patria, la desigualdad flagrante entre territorios, o el que se proscriba y persiga la lengua española en un tercio del país, o el que también les importe un pimiento el haber sido empobrecidos mayoritariamente -un 60% de las familias ha perdido renta real durante la legislatura Zapatero-, y vuelven a votar a los responsables de tal estropicio, que además nos han metido en la que va a ser la mayor crisis económica en 35 años.



Y a tales votantes tales medidas. A una crisis estructural como la copa de un pino, este gobierno que está demostrando que no tiene la menor idea de a lo que nos enfrentamos, responde con medidas que ni siquiera son coyunturales sino un zafio remiendo, mezclando la chapuza de los 400 euros de Sebastián, urdida con Zapatero a espaldas de Solbes, y que este pusilánime incapaz de defender sus convicciones y principios se tragó sin pestañear, con el alargamiento de los plazos de las hipotecas, que el propio Solbes y el Banco de España consideraban un dislate, o los avales al ladrillo, que dijo que no se darían porque no estaban justificadas, pero que también se ha envainado, y por si esto no fuera ya suficiente humillación, además las ha tenido que defender en público, ¿pero cómo puede aceptar tal indignidad? Y es que el Zapatero post-electoral ha liquidado al socialismo tradicional para erigirse en caudillo de una versión propia, rodeado de mediocres incondicionales, y no tolera ya ni el talento ni las discrepancias, igual que el líder de la oposición.



Y como una mayoría del voto a Zapatero ha procedido de las clases menos favorecidas, hay que decir sin ambages que tienen lo que se merecen. ¿Saben acaso estos votantes a quién se van a devolver los 400 euros?, pues a aquellos que tienen rentas superiores a los 22.000 euros año, es decir al 40% más “rico” de la población, a los que llegan sin problemas a fin de mes, y a ellos, al 60% de la más “pobre”, que ha avalado mayoritariamente con su voto la permanencia de estos irresponsables, no es que no les den ni agua, es infinitamente peor, porque el Estado no devuelve nada. El dinero saldrá, está saliendo ya, del incremento de la presión fiscal que recae esencialmente sobre ese 60% más pobre, por el efecto de la inflación sobre el IVA y el IRPF, solo en el primer cuatrimestre han pagado ya 2.000 millones de más, y Solbes no ha soltado aún un solo céntimo.



Y técnicamente hablando, de inyectar 10.000 millones nada. Para empezar sólo 7.000, porque 3.000 se devuelven a fin de año, y a esta cifra hay que restarle el incremento de presión fiscal derivado de la inflación, unos 5.000 millones si ésta promedia el 4% estimado por el FMI, y los avales al ladrillo, que no son dinero. En términos netos, la renta disponible de las familias se verá reducida en 2.000 millones en 2.008, ¡grandioso! Y luego la estafa de la prolongación de las hipotecas, ¿pero no se han enterado Uds. Sres. hipotecados, que esto es un engaño, que van a pagar en intereses lo que no está escrito y además los bancos se lo darán sólo a quienes tengan garantías y acepten una serie innumerable de contrapartidas?, tanto que si Uds. no pueden afrontar la deuda en forma demostrable ante un Tribunal tienen opciones infinitamente mejores, ahora que los pisos están bajan en forma acelerada, en Barcelona se están practicando ya descuentos de entre el 20 y el 40%. Esto es un fraude increíble a personas que no tiene información y no pueden defenderse, ¿hay acaso algo más antisocial?

Y seguimos, construcción de VPO, o sea que como solo hay millón y medio de pisos en venta y otro medio millón más en construcción, pues a incrementar más la oferta, eso no se le ocurre ni al más tonto del pueblo. Y ¿ayuda al ladrillo?, a santo de qué el Estado se convierte en avalista de un colectivo que se ha enriquecido hasta límites inimaginables, ¿en qué lugar del mundo se ha aplicado tamaña tropelía?, que rebajen los precios lo que haga falta, probablemente hasta un 50% o más, y subástenlos por lotes, como dice Alan Greespan ésta es la forma de salir de un crisis inmobiliaria, “no hay nada como un saldo para estimular la demanda”.



Y luego la economía, ¿pero cómo que vamos a crecer el 2,4% Sr. Solbes?, ¿de qué chistera se ha sacado esa cifra?, porque en este primer trimestre la economía ha dejado de crear empleo, y estamos creciendo ya al 0,8% en tasa trimestral anualizada, y como nos recuerdan desde FUNCAS “las tendencias apuntan a que no se supere esa cifra en lo que resta de año”, cifra que acaba de confirmar además el prestigioso semanario “The Economist” cuya unidad de análisis sitúa el crecimiento de la economía española en el 1% para 2008 .



Además, el consumo privado y toda la inversión, no sólo vivienda, se han desmoronado, y para arreglarlo las medidas no incrementan sino que reducen la renta disponible de las familias, y sobre todo no se ha tomado ni una sola acción a medio y a largo plazo, aunque en 2.009 y siguientes - esto va para cinco años mínimo- el efecto contractivo irá a más y el crecimiento será negativo, ¿pero qué tomadura de pelo es esta? Y que nadie se engañe con las cifras oficiales, o los análisis complacientes de los bancos, que en el mejor de los casos solo reflejan la tendencia, lo que equivale como decía Greespan “a conducir mirando por el espejo retrovisor”, y donde aparte emplear modelos obsoletos y técnicas inapropiadas, se manipulan los datos sin rubor, pues en el nuevo orden de Zapatero, no se tolera que los funcionarios “no comprendan las prioridades políticas”.



Y lo peor de todo, “dejemos actuar a los estabilizadores automáticos” nos dice el Sr. Solbes, es decir, al igual que en la anterior legislatura, sentémonos tranquilamente a esperar que la economía se ajuste sola, ¿pero tiene acaso al Sr. Solbes la menor idea de lo que son los estabilizadores automáticos – las variaciones de ingresos fiscales y transferencias- de lo poco que pueden hacer, y lo poquísimo cuando coinciden recesión e inflación?, evidentemente no, es como para echarse a llorar. Y esto es antes de que estalle el desestabilizador automático gigante, el agujero negro de las cuentas públicas, ¿o es que no sabe el lío que tienen montado en las CCAA y Corporaciones Locales, que están perdiendo recaudación a chorros, y tienen los gastos comprometidos, unos gastos que suponen ya casi el 80% del total de las Administraciones Públicas? Y para empezar, el superávit del Estado en el primer trimestre se ha reducido a la mitad.



Es decir, tienen lo que han votado, así que disfrútenlo y a seguir apretándose el cinturón, y así se van entrenando para cuando se firme el “gran pacto social”, que es el verdadero “plan de choque” de Zapatero, donde les van a crujir de nuevo los salarios reales, pues el machacar a la clase trabajadora en España, no tiene como se ha visto coste electoral alguno. La demagogia de este gobierno es el “summun” del cinismo y de la hipocresía, y lo asombroso es que mucha gente cree más las mentiras que a su propio bolsillo. Pero esto es lo que hay, aunque esta vez la estupidez y el sectarismo no van a salir gratis, antes de un año cientos de miles de votantes a Zapatero estarán en el paro, y en años siguientes ni les cuento.

lunes, 28 de abril de 2008

El fantasma de Génova, José García Domínguez, LIbertad Digital


Según revelaba ayer a La Vanguardia, ese feliz consorte del PSC que responde en el siglo por José María Lassalle ansía transformar el discurso liberal de la derecha española en un proyecto de "amplio espectro"; es decir, que pretende convertirlo en una gran fantasmada si nos atenemos a la etimología primigenia de sus palabras. Y para que nos empiecen a quedar claritos los fines telúricos que mueven al chico de las ideas de la planta quinta de Génova, el marido de su legítima depuso a continuación que "hemos perdido las elecciones en España porque en esa comunidad [Cataluña] no obtuvimos el resultado esperado". Por lo visto, José Mari esperaba obtener tropecientos diputados de ventaja sobre los socialistas gracias a la lucidez estratégica de la candidata de Rajoy, una tal Dolors Nadal, ignota dama que se pasó toda la campaña jurando que el castellano jamás de los jamases ha sido perseguido en Cataluña, y descalificando a Aznar por asegurar que el Estatut rompe la España constitucional.

Y es que el resultado lógico, natural y previsible –barrunta el genio de Génova– hubiera sido el contrario. A saber. Que los catalanes, emocionados y conmovidos ante las avergonzadas confesiones autoinculpatorias de la propia de don Mariano hubiesen castigado con saña en las urnas a los socialistas. Mas que nadie se inquiete: el flamante secretario de Estudios del PP ya ha dado con la solución para desfacer tan terrible entuerto. Así, pedagógico, añadía a continuación: "Tenemos que hacer un esfuerzo de modulación [sic] y adaptación de nuestro discurso a lo que significa Cataluña". Está claro: el nuevo objetivo, o sea, la esforzada modulación discursiva, requiere como inexcusable premisa axial discernir qué c... significa Cataluña.

Bien, ¿y qué c... significa Cataluña, José Mari? Pues, muy fácil. A decir del mandado de su señor, Cataluña no significa otra cosa que nacionalismo catalán: "Debemos comprender la mentalidad catalanista que aglutina a la sociedad catalana [sutil alusión a las masivas concentraciones de bañistas en las playas de la Costa Brava durante todo el día de la votación del Estatut] y tejer complicidades [¿al tres por ciento compuesto?] que nos permitan acercarnos a quienes comparten con nosotros ser de centroderecha". Dicho en román paladino: no basta con pedir perdón por haber nacido, abjurar del discurso nacional y eclipsar a los líderes naturales del PP catalán sólo durante las campañas electorales: procede imperiosamente que nos sometamos de rodillas a la ideología nacionalista durante los 365 días del año.

En fin, mucha atención al chaval, que tiene futuro.

José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.
Enlace a LD

A Mariano Digital

viernes, 25 de abril de 2008

Despilfarro público, Luis Maria Anson, El Imparcial


Se dispara con pólvora del rey. Pagan los españolitos medios, acosados por impuestos directos e indirectos casi confiscatorios. Los políticos viven en el fasto y el despilfarro. Gastan sin tino en nuevos edificios fastuosos, en asesores tan numerosos como las estrellas del cielo, en viajes gratis total, en banquetes clamorosos, en lujosas publicaciones, en automóviles incontables con chóferes multiplicados, en una caravana interminable de secretarias, auxiliares, bedeles, escoltas, servidores del más vario género. En cada Autonomía hay ya un presidente con protocolo de jefe de Estado y gastos incontables de representación, publicidad y parafernalia.

Zapatero proclamó a los cuatro vientos política de austeridad. Pero las cifras son tozudas. Ha incrementado ya en un 45% el personal de los ministerios. Para la nueva legislatura, los altos cargos crecen, de entrada, en un 15%. Nadie ha sabido contabilizar la cifra real de sus asesores personales. “Zapatero, colócanos a todos”. Y el presidente de las mercedes, a costa de los impuestos que pagan los ciudadanos, reparte sus favores, contrata a sus amiguetes, multiplica a los funcionarios, se entrega al dispendio y gasta, gasta, gasta sin freno y sin tino.

Aznar redujo en un 19% el número de altos cargos con relación al último Gobierno socialista. Zapatero ha hecho todo lo contrario y está ya metido en la espiral del despilfarro. Como pagan otros, todo vale. La suntuosidad preside la vida política nacional. Casi todos los políticos, en la Administración, viven a cuerpo de rey. Hay un Ministerio más que en la anterior legislatura, 7 Secretarías de Estado más, 19 Direcciones Generales más, 13 asesores de ministros más, 28 asesores de Secretarios de Estado más. Es el dispendio ni siquiera planificado. Zapatero gasta lo que le viene en gana, según la ocurrencia que tenga, Solbes traga y la sociedad civil que pague.

El Imparcial

miércoles, 23 de abril de 2008

El derecho al expolio es un artículo de Antonio Ruiz de Elvira

El derecho al expolio

El líder de Convergència i Unió (CiU), Artur Mas, durante una rueda de prensa en Barcelona. (Foto: Quique García)

El líder de Convergència i Unió (CiU), Artur Mas, durante una rueda de prensa en Barcelona. (Foto: Quique García)

ANTONIO RUIZ DE ELVIRA
Disminuye letraAumenta letra

23 de abril de 2008.- En EL MUNDO de ayer martes 22 de abril del 2008, el aspirante a administrador público, Señor Artur Mas, se explaya a gusto: en torno al polémico trasvase desde el Ebro hasta el área metropolitana de Barcelona -y que ha despertado agrias críticas procedentes de Valencia y Murcia-, Artur Mas ha asegurado que "todo el mundo tiene derecho a tener el agua necesaria". Sin embargo, y tal y como ha mantenido durante los últimos meses, "creo que el Ebro no es la solución". Según ha valorado, y pese a las informaciones que constatan su contaminación, el Ródano francés "es la solución de verdad", y que "podría servir para Cataluña, para Valencia y para Murcia".

Revela este Señor lo profundamente incrustadas que están en la mente del ser humano las ideas que en un momento hace miles de años pudieron ser útiles, pero que hoy son una tremenda aberración: las ideas de que el ser humano es el 'rey' de la creación, que la Tierra está 'creada' para ese ser humano, y que ese ser humano tiene 'derecho' a destrozar la casa en la que vive.

Por la mente de este aspirante a gestor público, a gestor de la riqueza de sus conciudadanos, no pasa el concepto de que él, y sus conciudadanos, viven en una casa común, pequeña y limitada, de recursos muy escasos, y que como con cualquier casa, su deber es cuidarla y mejorarla al máximo, no destrozarla para que las especies vivas, incluida la humana, no puedan seguir habitándola. Es como el Señor Arenas del PP, a quien tanto rechaza, y como los gestores del PSOE que hoy administran la sociedad española: personas para las cuales el mundo se puede pudrir siempre que algunos seres humanos disfruten unos días más de un recurso escaso.

Los ríos no están mal colocados en la naturaleza. Quizás lo que están mal colocadas son las ambiciones humanas. Quizás los seres humanos no tenemos "todo el derecho" a todo lo que queremos. En Cataluña hay agua para tres millones de habitantes y sin que esos habitantes usen piscinas o campos de golf, o sin que críen tomates, por ejemplo. ¿Tiene la especie humana 'derecho' a crecer en número de ejemplares cuanto quiera? A lo mejor la naturaleza tiene 'derecho' a que no la exploten hasta la saciedad, a que sus ríos lleguen al mar, a que sus águilas naveguen por los cielos y los quebrantahuesos tengan huesos para quebrar. ¿No tiene 'derecho' la naturaleza a que haya atunes en los mares, tigres en las selvas y selvas en las tierras?

Este derecho existe independientemente del ser humano, pero además el ser humano necesita de ese derecho de la naturaleza para garantizar su propia supervivencia. Las civilizaciones que han ido fracasando en la historia del ser humano lo han hecho porque han destrozado su casa, y con ella sus recursos. Estamos cambiando el clima a muy alta velocidad, estamos eliminando especies del planeta, lo estamos desertizando. Sin los ríos, los mares se convierten en cloacas. Para sobrevivir necesitamos mimar a la naturaleza y concederle los mismos 'derechos' que tenemos nosotros. ¿A qué esperamos?

Enlace



A Mariano Digital

domingo, 20 de abril de 2008

Cascos le canta las verdades a Rajoy

Francisco Álvarez-Cascos ha reaparecido para decirle a Rajoy las verdades que, en las cenas privadas, proclaman la mayoría de los dirigentes del PP, si bien luego callan como putas en público porque no quieren perder su puesto en la foto. Génova anda muy encabronada y no permite ninguna broma ni siquiera debates ideológicos. La adhesión a Rajoy debe ser incondicional e inquebrantable.

Según Cascos, Rajoy ha sacrificado a las personas de más peso y mejor preparadas para encumbrar a sus afines y amiguetes. "No es un buen comienzo para la renovación", ha afirmado Cascos con más razón que un santo barón. "La política -le espetó a Rajoy- no es cuestión de oposición ni de amistades sino de sentido común y de experiencia. Con afinidades personales no se gana, sino con un mensaje claro, transmitido por personas convincentes, con prestigio y experiencia".

A Rajoy le empiezan a crecer los gigantes. No se pueden perder las elecciones por segunda vez y convertir el fracaso en una gloriosa derrota. Ni él ni sus inmediatos colaboradores, salvo alguna excepción ejemplar como Zaplana, han querido perder sus despachos del ministerio de la oposición, y se han lanzado a consolidar su posición de perdedores.

Al día siguiente de su derrota frente a un rival fácil que acumulaba errores y despropósitos, Rajoy debió anunciar elecciones primarias en su partido para elegir democráticamente desde abajo al nuevo presidente. En lugar de eso ha creado un clima artificial y opresivo de que es un traidor el que no respalde su decisión de permanecer al frente del partido.

Luis María Anson
de la Real Academia Española


LUIS MARÍA ANSON es presidente de EL IMPARCIAL

Todos los artículos de este autor

...a Mariano Digital...>>

jueves, 17 de abril de 2008

La baba en la pluma, por Daniel Anido, director de la SER

Cuando fluye la baba y el periodismo se acojona la tiniebla va cubriendo el espacio vacío; un territorio abandonado que ocupan pajilleros, reprimidos, grasientos, puteros, siniestros, cobardes y acomplejados, con nombres y apellidos.

Son de ilustres burgos, ansones, losantos, pejotas, usias y alguna que otra schlichting, pero segregan ese líquido viscoso y corrompido por la comisura de sus parpados, acentuando el asco que desprende su mirada.

Tenemos que mirar sus caras, seguir con atención el recorrido; ver como avanza ese residuo pútrido que desciende por los pliegues hasta la boca, como carcome gota a gota su lengua relamida; como la inunda y luego la desborda, para proseguir su camino hasta la mano pegajosa que sostiene la pluma y derramar allí toda su miseria.

Cuando fluye toda esta baba compartida y el periodismo se acojona, estos mirones clandestinos, estos fetichistas de la mugre, se proclaman profetas con derecho de pernada, levantan púlpitos con barrocos tornavoces, apoyan sus falanges en el antepecho, despliegan su abyección más tenebrosa y corrompen el espacio compartido.

Cuando el periodismo se acojona delante de estos usurpadores del oficio, la cloaca extiende su dominio, se adueña de la plaza pública y construye allí su pasatiempo favorito: el juego delictivo del insulto, donde prevalece y se premia la discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, como pueden ser la orientación sexual, la fe o falta de ella, la ideología, la gestación, la edad, el nombre o el apellido.

Cuando el periodismo se acojona delante de estos mediocres, que confunden la baba con el intelecto, nuestra profesión pierde el futuro; los ciudadanos, su libertad, y la democracia, el sentido.

El periodismo tiene que hacer frente a la contaminación que desprenden estos exhibicionistas de la baba en la pluma, a la perversión que esconden bajo el necesario paraguas de la libertad de expresión.

Son previsibles. Se plantan delante de sus víctimas y abren con rapidez sus gabardinas, dejando ver su desnudez intelectual. Pero, son cobardes. Si les plantamos cara, mirando fijamente sus despojos orgánicos, señalando con el dedo su minusvalía y mostrando nuestro desprecio con una sonora carcajada, que al tiempo alerte al resto de la ciudadanía, salen corriendo a esconder sus complejos y sus colgajos... en el fango.

(A ellas, que sufren estos días el maltrato de quienes quieren robarnos el oficio: disculpas.)

Enlace


A Mariano Digital... >>


lunes, 14 de abril de 2008

Debate de investidura y situación económica, de Roberto Centeno en El Mundo

Se daba por supuesto que Zapatero se «emplearía a fondo» en el debate de investidura, para explicar un paquete de medidas económicas concretas, con el que hacer frente a lo que eufemísticamente denominan «desaceleración económica». Lo primero que hay que decir es que lo expuesto en el debate fue un auténtico fraude intelectual, en el que Zapatero mintió deliberada y conscientemente a los españoles sobre la realidad de la situación, y que el plan de actuación presentado es una tomadura de pelo. Como economista, siento vergüenza y sonrojo al ver al Gobierno de mí país, cuyo PIB es el noveno del mundo, proponiendo un «plan de choque» para afrontar la mayor recesión en 35 años, con medidas irrisorias en efectividad y dimensión, a lo que se añade un nuevo Gobierno, mas propio de país centroafricano que de la undécima economía mundial, que ha causado estupor e hilaridad en todas las cancillerías europeas.

El gran problema, es que tanto Solbes como Zapatero, actúan como si se creyeran las mentiras del Banco de España y del sistema estadístico nacional que ellos mismos presionan para publicar, y piensan, que como ocurrió en los tres primeros años de legislatura las cosas funcionan solas y resulta innecesario acometer reformas que permitan recuperar la competitividad y la rentabilidad. El drama es que el ministro de Economía -que no vicepresidente-, como demostró cumplidamente en la crisis de los 90 y vuelve a demostrar ahora, ni entiende como funciona la economía, ni tiene la menor idea de los problemas a los que nos enfrentamos. Peor aún, Solbes es un pusilánime incapaz de mantener su autoridad, sus convicciones y sus principios. Lo más reciente ha sido el nombramiento de su tradicional enemigo Sebastián como ministro de Industria y Energía, a pesar de haber puesto como condición para continuar, su exclusión expresa del área económica, y la adscripción de Energía a su ministerio.

En todo caso, el gran problema hoy es que el conjunto de indicadores y datos del primer trimestre de 2008 conocidos hasta ahora definen una situación de recesión de una profundidad desconocida, y lo realmente grave es que el ritmo de deterioro de la economía se está produciendo a una velocidad de vértigo, tanto, que cada mes vemos superadas las peores previsiones.

Lo siguiente a resaltar son dos conclusiones escalofriantes, que se desprenden de los últimos datos publicados. La primera, que la economía ha dejado de crear empleo y la segunda que el crecimiento en éste primer trimestre ha sido del 0,2%. El director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorro, Angel Laborda, daba los datos en su último análisis, que acertadamente titulaba Frenazo en seco. La caída en picado de las cifras de afiliación a la Seguridad Social demuestra inequívocamente que ha dejado de crearse empleo, es decir, todo el incremento de población activa va directamente al paro, lo que pone al descubierto las trampas con las cifras de paro registrado.

Y la consecuencia derivada de lo anterior es aún peor. El PIB ha crecido un 0,2% en este primer trimestre, y aunque Laborda dulcifique lógicamente tan tremenda cifra, señalando que con ello el crecimiento de la economía en tasa interanual, ha pasado del 3,5 al 2,7%, eso es algo irrelevante, porque lo único importante es como estamos hoy, no como estábamos hace doce meses. Como afirma Alan Greenspan en sus excelentes memorias: «Los datos del último trimestre disponible, son mucho mas útiles para la predicción que todos los modelos juntos, por eso me afano siempre en desentrañar los últimos datos disponibles». Las mejores proyecciones sobre la marcha de una economía se consiguen extrapolando a nivel año el último crecimiento trimestral. ¿Y qué tenemos entonces? Pues un desastre peor que todo lo que hemos venido pronosticando catastrofistas y antipatriotas: la economía española esta creciendo al 0,8% en tasa anual, lo que unido a una inflación del 4,5%, define una situación inequívoca de estanflación, el peor de los escenarios posibles. Realmente pasmoso.

Centrándonos en el debate, creo que hay dos partes perfectamente diferenciadas en el discurso del candidato: análisis de la situación actual y paquete de propuestas. Respecto al primero, Zapatero nos expuso un panorama idílico propio de Alicia en el País de las Maravillas. España está mejor preparada que nunca para afrontar cualquier cosa, y la culpa no es nuestra, es de Estados Unidos y de los mercados financieros internacionales, menos el nuestro que es el mas sólido del mundo mundial, aunque más de del 50% esté en manos de Cajas de Ahorro, muchas de las cuales controladas por politiquillos y caciques locales.

Los desequilibrios esenciales son tan gigantescos que jamás habíamos sido tan vulnerables. Tenemos el déficit exterior mayor del mundo desarrollado, 10,1% del PIB, el doble del siguiente que es Estados Unidos. Nuestra deuda exterior es de 1,5 veces el PIB, el doble que en 2004, las Administraciones Públicas deben 200.000 millones, los bancos 850.000 y las empresas 500.000 en números redondos. Cantidades inmensas, el 50% de las cuales tendrán que ser refinanciadas en poco más de un año en condiciones muy exigentes, tanto, que solo por esta causa tendremos una reducción significativa del PIB y del empleo. Adicionalmente, la deuda de las familias se sitúa en el máximo de todos los tiempos: 665.000 millones de euros. Como nos recordaba el lunes la prensa inglesa, España se encamina a la mayor debacle económica de la historia moderna, mientras el propio FMI, pecando de optimista, reducía la previsión de crecimiento para España al 1,8%, y señalando además que nuestra situación se ve agravada por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

La otra parte del análisis de la situación actual podría encuadrarse en la palabra «decencia», la gran novedad del discurso de Zapatero que la repitió hasta la saciedad. Mencionaré cuatro engaños principales: distribución de la riqueza, paro, gasto social y solidaridad e igualdad entre todos los españoles. Somos un país «decente» que redistribuye con equilibrio la riqueza que genera, dijo. Una afirmación indecente, cuando se ha empobrecido al 60% de las familias, cuando se ha enriquecido hasta límites inimaginables a una élite empresarial y financiera, y cuando se ha reducido la parte del trabajo en el PIB a su mínimo histórico y al mínimo de toda la UE. Somos un país «decente» que hemos reducido el paro. Otra afirmación indecente, el paro se ha reducido sólo sobre el papel por los cambios metodológicos introducidos por el INE en enero 2005. Medido en términos homogéneos el paro no ha dejado de crecer.

Somos un país «decente», nuestro Gobierno tiene una indiscutible vocación social, y hemos incrementado enormemente el gasto en éste área, afirmó el candidato sin sonrojarse. El gasto social ha crecido lógicamente en términos monetarios -¡hasta ahí podíamos llegar!- en concreto un 39% entre 2.004 y el Presupuesto 2008, si se cumple, pero como el PIB ha subido todavía mas, un 42%, el gasto social como parte de la riqueza nacional, es decir como «esfuerzo social», se ha reducido del 14,4% al 14,0%. Y el PP sin enterarse. Zapatero ha reducido el «esfuerzo social» de España, lo que no ha ocurrido en ningún otro país europeo. Y si nos referimos al gasto social per cápita, éste el menor de toda la UE. Para rizar el rizo, lo remachó con otra patraña. «Incrementaremos el gasto social y no subiremos los impuestos» afirmó solemne. Lo de incrementar el gasto social veremos. Solbes ha dicho que tendrá que bajar, pero lo de no subir impuestos, ¿como puede tener la desvergüenza de afirmar tal cosa, si la presión fiscal ha subido ya por la inflación, un 4,5% el IVA, que es el impuesto de los pobres, y el IRPF se ha corregido sólo un 2%?. Un incremento fiscal de 4.000 millones si el año cierra con una inflación del 4% -la previsión del FMI- está recayendo ya en un 80% sobre la clase media y las clases menos favorecidas.

Entrando ahora en las medidas propuestas, estas se concretan en dos grupos principales, reactivación del sector de la construcción mediante el adelanto de licitación de obra pública ya programada más construcción de VPO, y devolución de 400 euros a los contribuyentes con rentas superiores a 22.000 euros año, es decir, los obligados a declarar por IRPF, que son el 40% mas «rico» de la población. Al 60% mas pobre, mileuristas, pensionistas y similares, que les zurzan, y al resto, ayudas a parados etcétera. Medidas que son pura demagogia tercermundista. Descartando la broma de los 400 euros, ya que aparte la flagrante injusticia distributiva, lo que se da con una mano a los más «ricos» se le quita por una cantidad similar, vía aumento de la presión fiscal a los mas «pobres», la obra pública es la típica medida keynesiana que no se aplica en ningún país desde hace más de 30 años. La obra pública apenas genera empleo y tiene efectos colaterales muy negativos, como el crowding out o expulsión de la inversión privada, algo particularmente grave en un contexto de crisis financiera. Plantear hoy medidas de estimulación de la demanda vía incremento del gasto no se le ocurre ni al que asó la manteca.

Además, se trata de adelantar lo presupuestado, es decir, nada, porque en España al Estado le han dejado en cueros, con la mitad de recursos que un Estado Federal. No hay ya para pagar y menos dotar a los funcionarios, ya que restando gastos fijos, como deuda pública o aportación a UE, al Estado le queda poco más del 16% del gasto total. La capacidad la tienen hoy las Comunidades Autónomas, el 52% del gasto, un dinero que despilfarran a manos llenas.

Las viviendas de protección oficial, sin embargo, sí son una necesidad, pero lo que no tiene fundamento es que el Estado se ponga a construir obra nueva cuando hay mas de millón y medio de viviendas en venta y otro medio millón en construcción. El gran problema en las crisis inmobiliarias, y cito de nuevo a Alan Greenspan, es la «incertidumbre sobre el valor de los bienes inmuebles, que tienen como garantía de préstamos, una incertidumbre que deja a los banqueros paralizados, asustados y reacios a prestar más». En estos casos, continúa, hay que ir sin demora a un sistema de pujas, sacando activos por bloques. Este es el camino, contribuir a clarificar el mercado y no a complicarlo mas incrementando la oferta, es decir, promuevan subastas para comprar 150.000 o 300.000 viviendas que revenderán después como VPO. Por supuesto, los vendedores tendrán que ser realistas, la banca extranjera está liquidando masivamente deuda hipotecaria española al 40% de su valor. ¿Mucho, poco? No tengo ni idea, pero los propietarios tendrán que decidir entre recuperar aclarar la situación y empezar sobre una base sólida, aceptando fuertes descuentos por bloques, o vender pisos gota a gota y arruinarse en el camino.

Hay medidas que pueden funcionar porque lo han hecho en otras partes, que incluyen desde la reducción neta de la presión fiscal un 2% del PIB, a las reformas pendientes desde hace 10 años y la mejora de la productividad, sin la demagogia habitual ni congelaciones salariales -¿más todavía?-, que es lo que propondrán. Pero el resumen es claro, Zapatero ha engañado a los españoles, la recesión es más profunda y está avanzando a un ritmo muy acelerado. Las medidas propuestas son de vergüenza ajena. Si Zapatero empobreció al 60% de las familias cuando la economía crecía al 3,7%, ni si imaginan lo que puede ocurrir ahora.

Roberto Centeno es catedrático de Economía de la Escuela de Minas de la UPM.

www.robertocenteno.es

© Mundinteractivos, S.A.


A Mariano Digital... >>


Rajoy está aturdido

Rajoy ha mordido el anzuelo de los pactos de Estado. Como en su partido andan a la greña por la sucesión, ha pensado que la mano tendida de Zapatero le robustecería. La primera bofetada que el presidente sonrisas le ha propinado ha sido clamorosa. En lugar de nombrar algún ministro propicio para el diálogo y el entendimiento con el PP, Zapatero ha endurecido su oferta gubernamental, robusteciendo a los ministros que más duramente golpearon al PP en la anterior legislatura.

Rajoy ha reaccionado de forma aturdida. No ha saltado a la yugular del creído Zapatero, que se mueve exultante en una nube. Ha juzgado al nuevo Gobierno con palabras merengosas, diciendo que espera del ejecutivo recién nombrado “que no se equivoque en las prioridades”.

“Le falta pegada”, dicen en las cenas privadas muchos dirigentes del PP que en público ensalzan a Rajoy. Yo no sé bien lo que le falta al líder popular. Pero no se puede responder a la bofetada zapateresca exhibiendo la otra mejilla con cara de compungida resignación cristiana.

“Zapatero ha mentido una vez más. Su política es la del engaño y el embuste. Si de verdad quiere pactos de Estado para solucionar los grandísimos problemas que tiene planteados España, debería haber hecho un gesto con la destitución de ministros como Bermejo y el nombramiento de hombres de centro izquierda propicios a dialogar con el centro derecha”. Esto debería haber declarado Rajoy en lugar de la fruslería de “que no se equivoque en las prioridades”, una frase que parece extraída con sacacorchos de la época tecnocrática de López Rubio.

El Imparcial

viernes, 11 de abril de 2008

NI cataluña es el Sahara, ni Marruecos España


No sabemos lo que le habrá costado al contribuyente catalán el pomposo y pretencioso viaje de tres días del presidente de la Generalidad, José Montilla, a Marruecos. No obstante, el único fruto que parece haberse obtenido de semejante visita es el interés del régimen de Mohamed VI por que el "Estatuto" de Cataluña sea, según Montilla, "uno de los referentes desde el punto de vista legal" para el plan de autonomía con el que Rabat pretende maquillar su ilegal e ilegitima ocupación del Sáhara.

Montilla se ha mostrado orgulloso de semejante interés por parte de Rabat y ha mostrado su "disposición" a estudiar cualquier petición de asesoramiento que pudiera hacer el Gobierno marroquí sobre el proceso estatutario, aunque remarcó que por ahora no se le había pedido tal cosa.

A la espera de que semejante encargo, en caso de producirse, corra, al menos, a cargo del régimen de Mohamed VI, lo que ya cabe señalar es la patética ausencia de límites de los nacionalistas, en general, y del presidente socialista de la Generalidad, en particular, para hacer el ridículo. Equiparar a Cataluña, que siempre ha sido España, con el Sáhara, que nunca ha sido Marruecos, es una clara muestra de ello.

Si el Estatuto de Cataluña no ha sido otra cosa que un modo de disfrazar las inconstitucionales pretensiones soberanistas de los nacionalistas, el plan de autonomía que propone Rabat no es más que una farsa para dar carta de naturaleza a una liberticida ocupación marroquí del Sáhara que viola una legalidad internacional que exige, para ser restituida, un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui.

Lo que Montilla ha dejado en evidencia es que las resoluciones de las Naciones Unidas o la causa del pueblo saharaui le importan tan poco como nuestra Ley de Leyes. La burla a la Constitución que supone el estatuto catalán ya la pagarán –ya la estamos pagando– los catalanes y el resto de los españoles. No parece mucho pedir que al menos la traición a la legítima causa del pueblo saharaui y a las resoluciones de Naciones Unidas la pague el régimen marroquí.


Editorial de LD

Zapatero ofende al castellano

Magnífico editorial el publicado por el diario “El Mundo” sobre las falacias de Zapatero en política lingüística. Siguiendo las enseñanzas de Philip Pettit, el presidente del Gobierno ha aceptado no sólo que el catalán sea la lengua vehicular de Cataluña, sino que se erradique el castellano en aquella región española. El profesor irlandés cree que en las provincias catalanas solamente se habla catalán y que el imperialismo español ha tratado de imponer el castellano.

La realidad es muy distinta, tanto la histórica como la actual. De los siete millones de personas que viven en Cataluña, la mitad habla catalán, mientras todos, los siete millones, se expresan en castellano. El Gobierno socialista de Cataluña, encabezado por Montilla, está haciendo lo mismo que hizo Franco pero al revés. La persecución del castellano es una de las maniobras más inicuas que recuerda la cultura española. La ruda y pura verdad es que, hoy, en Cataluña, no se puede escolarizar a ningún niño en castellano. Y que el idioma de Cervantes, de Marsé y Mendoza está siendo erradicado hasta de los rótulos de los comercios, con fuertes multas a quien no cumpla las instrucciones derivadas del sectarismo decimonónico de Carod Rovira.

“Zapatero -se lee en el editorial de “El Mundo”- ha asumido al pie de la letra los argumentos de los nacionalistas radicales para dar por buena una política inconcebible en cualquier nación que se precie de serlo”. Inconcebible. Esa es la palabra. Zapatero arrastra tamaño disparate desde la legislatura anterior y no parece que vaya a rectificar. Su alta sabiduría siempre ha estado instalada en el sostenella, nunca en el enmendalla.

Luis María Anson
de la Real Academia Española

El Imparcial

martes, 8 de abril de 2008

Como convertirse en un icono progre

“La mayoría de los progresistas de base cree sinceramente que apedreando McDonald´s, llenándose el cuerpo de hierrecillos y tatuajes, participando en algaradas callejeras –cuanto más violentas, mejor–, o tocando los timbales étnicos, el capitalismo acabará colapsando. Usted no debe caer en ese error. Desengáñese, el sistema de libre mercado no va a desaparecer por muchos recitales de tambor africano que ofrezca a sus convecinos a altas horas de la noche. Lo sensato, por tanto, es seguir la senda trazada por los iconos progres que han alcanzado el estatus de referente moral. Ellos, lejos de sacrificar su existencia intentando destruir un sistema que en última instancia les permite vivir de prostituto progenitor B, aprovechan las ventajas que les ofrece para disfrutar de una vida regalada. Y lo que es mejor, sin dejar de impartir doctrina desde la altura ética que les proporciona su condición de exquisito benefactor de la humanidad.
Mire a su alrededor y repare un momento en las condiciones de vida de los enemigos más famosos del capitalismo. ¿Se les ha visto alguna vez trabajando de sol a sol o entregando sus bienes a los más desfavorecidos? ¿Tiene noticia de que las estrellas del rock hayan destinado en alguna ocasión una mínima parte de sus riquezas a los fines para los que organizan todo tipo de actividades de denuncia?...”
(Pablo Molina: Cómo convertirse en un icono progre. Prólogo de J. C. Girauta)

---------

jueves, 3 de abril de 2008

Hola, hola, Zapatero, Luis Maria Anson, El Imparcial

José Luis Rodríguez Zapatero permitió ayer al presidente Bush que le dirigiera tres palabras “Hola, hola, felicidades”, una más que en su encuentro anterior. En su generosidad, el presidente del Gobierno español parecía dispuesto a condescender y cambiar durante el día de hoy incluso algunas frases, pero Moratinos le aconsejó que no descendiera a semejante situación.

Zapatero tiene bien claro, según las enseñanzas de su ministro de Asuntos Exteriores, que sólo debe relacionarse con los líderes del mundo verdaderamente importantes: Castro, de Cuba; Chávez, de Venezuela; Evo, de Bolivia; Ortega, de Nicaragua, y Correa, de Ecuador. Y, en todo caso, Gadafi, de Libia. Bush es el presidente apestado de una nación en decadencia y el presidente del Gobierno español no puede perder el tiempo concediéndole una conversación de fondo. Bastante es que le dedicó diez segundos aceptando su saludo en la cena de gala. Incluso tuvo la deferencia de dedicar a Bush una sonrisa y el arqueo de sus cejas circunflejas.

Hay gente que no se da cuenta de lo agobiados que están de com-promisos los hombres verdaderamente importantes. Y Bush se ha creído que Zapatero puede dedicarle su tiempo. ¡Qué desfachatez! El presidente de Estados Unidos lleva cuatro años haciendo toda clase de ges-tiones para mantener una entrevista oficial con el líder socialista español y no lo ha conseguido. Pero que no pierda las esperanzas. Tal vez, entre un encuentro con Chávez y otro con Castro, Zapatero le pueda hacer un hueco a Bush para que el presidente americano disfrute del placer intelectual de escuchar la palabra zapateresca sobre la alianza de las civilizaciones y la fórmula Moratinos para pacificar el Oriente Medio.

Luis María Anson
de la Real Academia Española


LUIS MARÍA ANSON es presidente de EL IMPARCIAL

Todos los artículos de este autor



A mariano digital...>>