Blogoteca: Deber histórico

lunes, 11 de febrero de 2008

Deber histórico


España necesita a los inmigrantes para su desarrollo económico. Sin ellos nuestro bienestar se fragilizaría. Abolidas las fronteras europeas parece claro que cada vez se exigirá un control más estricto de la inmigración porque entre la inmensa mayoría, seria y trabajadora, se filtran las mafias y las delincuencias a las que es necesario extirpar. En el 80% de los delitos que se cometen en Madrid y Barcelona, por ejemplo, participan extranjeros. La cifra alarma doblemente, si tenemos en cuenta que los inmigrantes apenas rozan el 10% de las poblaciones madrileña y barcelonesa.

Hay un aspecto de la inmigración en España que es necesario tener en cuenta. No se trata de discriminar sino de hacer justicia. Durante trescientos años España estuvo presente en las actuales naciones iberoamericanas. En el siglo XX y sobre todo en los años de la guerra incivil aquellos países acogieron a centenares de miles de españoles. Tenemos el deber histórico de atenderles ahora de forma preferente. Por eso a mí me parece bien esa fórmula de visado por puntos que favorece a los iberoamericanos sobre los subsaharianos y los islámicos. El destino natural de éstos en Europa, salvo los de Guinea Ecuatorial, serían las antiguas potencias colonizadoras. Nosotros nos debemos a Iberoamérica.

Al colosal desorden que ha presidido la inmigración en España, al desbarajuste de las legalizaciones masivas, debe ponerse coto con una fórmula sencilla -tal vez el visado por puntos- que dé preferencia a los trabajadores que vienen de las naciones colonizadas por España en la América que forma parte irrenunciable de nuestra cultura y nuestra Historia.

Luis María Anson
de la Real Academia Española



-

No hay comentarios: