Blogoteca: La traición de los jefes del PP, Pio Moa, Libertad Digital

viernes, 14 de diciembre de 2007

La traición de los jefes del PP, Pio Moa, Libertad Digital


La aprobación del estatuto balcanizante de Valencia por el deleznable Tribunal Constitucional es solo el primer paso para la aprobación del estatuto catalán, la pieza maestra sobre la que ha girado la estrategia del PSOE, especialmente su "proceso de paz", es decir, su colaboración con el terrorismo y el separatismo.

El estatuto valenciano no proclama abiertamente "nación" a Valencia, como sí lo hace el catalán (y el andaluz), pero la implica. Significa privar de sustancia política, esto es, de poder y soberanía, a la nación española. Siendo la nación la base de la soberanía, significa el derecho a crear estados propios cuando lo consideren oportuno los jefecillos nacionalistas, en este caso los del PP.

Ninguno de estos estatutos responde a exigencias sociales, ni mucho menos a un debate sobre la situación en que nos hallamos treinta años después de la Constitución. Responde exclusivamente a los intereses de camarillas de corruptos politicastros al margen de la opinión pública y de la ley.

Que el Tribunal Constitucional avale estas tropelías demuestra, junto con tantos otros ataques a las libertades, la extrema degradación del poder judicial, de las instituciones que teóricamente deben garantizar el estado de derecho y la democracia. Entre la indiferencia o escasa atención de casi toda la prensa.

Mucha gente piensa aún que el único problema del PP es el ínfimo perfil de sus líderes, pero que en lo esencial el partido defiende, aunque lo haga mal, unos valores fundamentales de unidad de España y libertades. Sin embargo los hechos, unos hechos completamente explícitos, demuestran que no los defiende, ni bien ni mal, sino que sus jefes los traicionan arteramente. Y si lo hacen cuando están en la oposición y necesitan ganar votos fingiendo lo que haga falta, más lo harán si llegan al poder, cuando la presión del voto se atenúe durante cuatro años.

Por lo tanto no se presenta, ante las elecciones, una alternativa real al zapatismo, sino un zapatismo bis, un PSOE bis. Tal es el fruto del larguísimo abandono de la lucha por las ideas en la derecha española. Ante ello, ante la resignación pasiva de las bases del PP y la ausencia de otras alternativas creíbles, lo que se plantea para el ciudadano no es "elegir" entre dos perversiones políticas semejantes, entre dos formaciones corrosivas de la unidad de España y las libertades, sino expresar su repugnancia al proceso y debilitar en lo posible a ambos partidos, deslegitimándolos.

Cuando hablo de UPD no me hago, ciertamente, ilusiones sobre ese partido, pero al menos defiende la unidad de España, la igualdad de derechos y la reforma de la Constitución. Ese partido podría --quizá-- regenerar a la izquierda a falta de otro simétrico en la derecha. En todo caso, dadas las presentes circunstancias, puede ser el voto útil, el voto realmente útil, si no para superar la crisis sí para desplazar esta hacia los dos grandes monstruos que ponen en crisis a España entera.


Enlace al Blog de Pío Moa en Libertad Digital


Regreso a Mariano Digital



No hay comentarios: