Blogoteca: La apatía, por Raúl del Pozo, El Mundo

sábado, 24 de noviembre de 2007

La apatía, por Raúl del Pozo, El Mundo


VICIOS DE LA CORTE

A 'ZP' lo llevaron en volandas a La Moncloa entre Guerra, los jóvenes y los catalanes; ahora teme que los últimos se abstengan y que los jóvenes prefieran el botellódromo a la Casa del Pueblo. A Guerra, ZP lo pone en el cartel de Sevilla, como cascarón de la vieja guardia. ZP mima a los jóvenes. Dice el presidente que son lo mejor de España y les promete 210 euros al mes y 600 para la fianza de la casa. Claro que la pedofilia electoral ya se practicaba en los tiempos de Aznar, cuando la consigna para ahormar mayorías era «las mujeres y los niños primero». Creen los partidos efébicos que en la juventud se esconde su batallón de reserva.

Antes pensaban que el caladero de los votos estaba en el centro; ahora resulta que salen a cazar abstencionistas, como el que caza muflones en celo electoral. La consigna de Ferraz es llevar a las urnas a la quinta del chupete del socialismo porque la derecha irá a votar en bloque el 9 de marzo. La juventud será la venganza, la urgencia, el impulso contra los cachorros del PP, que, según los vídeos de Pepe Blanco, llaman «mariconas» a los homosexuales.

Yo no veo que los jóvenes sean zapateristas. Veo por la calle skins, neonazis, redskins, engominados, pijos, pedos, moteros, brookers, trabajadores de todas clases, emigrantes, y no tienen esa pinta de alevines de subsecretarios que suelen tener los del PP y los del PSOE. En los blogs y en las calles observo gente que no pertenece a los dos partidos que gustan a Botín. Suenan más las pedradas de los de la kale borroka, los destrozos de la guerrilla urbana, la bulla de los ultraderechas que toman Malasaña o las de los skins que se hacen los amos de los bares de copas, que el aluvión de juventud pacifista, climática y antifascista que necesita ZP para aumentar su mayoría.

Se movilizan en Francia los néogauchismes, y los netroots en las primarias americanas; aquí, por lo que se ve, los domingos es una claque circular de chicos y chicas, en los mítines de los dos partidos que quieren habitar en Moncloa. Los mensajes cortos dieron buen resultado en Irak; ahora estamos en Afganistán con permiso de la ONU, como cuando bombardeamos Belgrado. Tampoco pienso que los que queman la efigie del Rey o los okupas vayan a votar al PSOE.

Los de piercing y gasolina, a los que la música les hace más fuertes que la Policía, no nos ven como viejos sólo a los puretones, sino también a los que viven del presupuesto.

La apatía no es síntoma de crisis del sistema, sino de perfecta salud; es una opción. Los políticos la temen porque se sienten fuera de la caravana. Una generación, dijo el filósofo, es una caravana dentro de la cual van el reaccionario y el progre, mucho más afines entre sí que los jóvenes agitados.

© Mundinteractivos, S.A.

Regreso a Mariano Digital








No hay comentarios: