Blogoteca: Quieren olvidar a Tarradellas, José García Domínguez, Libertad Digital

miércoles, 24 de octubre de 2007

Quieren olvidar a Tarradellas, José García Domínguez, Libertad Digital



Image Hosted by ImageShack.us

El establishment regional al completo, el mismo lleva un cuarto de siglo empeñado en desterrar a Tarradellas de la memoria colectiva, ha decidido pasar de puntillas por la efeméride de su retorno del exilio. Conociéndolos, se entiende que no podrían haber obrado de otro modo. Y es que la figura de aquel venerable presidente de la Generalidad siempre representó para los programadores de Matrix la incómoda antítesis del célebre verso de Juaristi – "Nuestros padres mintieron, eso es todo"–. Así, al día siguiente de que el dictador se muriera de viejo, los hermanos mayores se conchabaron para representar la gran gala de la épica resistencia antifranquista, pero el padre no estaba dispuesto a avalar la comedia.

De ahí que la de Tarradellas fuese una batalla perdida desde el mismo instante que gritó: "Ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí!" Porque este pueblo nuestro, siempre tan infantil, no quería saber la verdad. No la quería entonces, igual que tampoco quiere conocerla ahora. Y Tarradellas no lo ignoraba. Por eso respondió así cuando le insistieron en que dejase por escrito sus recuerdos: "No, quiero demasiado a mi país para hacer mis memorias. Las memorias han de ser sinceras, ¿no? Y a este país, que es muy joven, no le gusta la sinceridad. Hay que engañarle, y yo no sé engañar."

Los catalanes no querían –ni quieren– saber que, por ejemplo, Vicens Vives, el inventor de casi todos los lugares comunes del canon identitario tribal – la recurrente monserga del seny y la rauxa fue creación suya– había firmado perlas como ésta: "El Generalísimo Franco ha vencido a todas las satánicas fuerzas de la revolución". O esta otra, referida al fusilamiento de José Antonio: "Apenas amanecía y el último pálpito de su carne se estremeció con el pensamiento de la Victoria." Ni tampoco querían –ni quieren– acusar recibo de que ese mantra que reza que el Barça és més que un club fue una consigna acuñada por el procurador en Cortes y capitoste provincial del Movimiento don Narcís de Carreras, a la sazón presidente de La Caixa y el Barça, además de tío carnal, padrino y mentor político-espiritual de su sobrinito más querido, Narcís Serra.

Ni querían –ni quieren– descubrir que el camarada Rafael Ribó, actual síndic de greuges y gran esperanza blanca de los comunistas en la época, cenaba todos los fines de semana con su pariente y gran amigo Tomás Garicano Goñi, el entonces ministro de Gobernación de Franco y, por ende, jefe supremo de los famosos cuerpos represivos. Ni que el notorio separatista Joaquim Molas había ejercido de líder de los estudiantes falangistas del S.E.U. en la Universidad de Barcelona durante los gloriosos años del estraperlo. De igual modo que tampoco ansían tener noticia fidedigna del resto de la tropa; de antiguos franquistas hasta la médula como el chistoso de Fabián Estapé, o como el venerado pope de la escolástica marxista-leninista doméstica, Manual Sacristán, o como la familia de Salvador Espriu en pleno, o como cualquiera que fuese alguien en Cataluña durante la segunda mitad del siglo XX.

¿Entiende ahora el lector por qué en esta ínsula Barataria de los archiveros compulsivos absolutamente nadie reclama los papeles de Tarradellas?

Enlace Libertad Digital
Heteredoxias.net

Regreso al blog de MP

1 comentario:

Rafael del Barco Carreras dijo...

A Narcís Serra será imposible olvidar...

MOOY´S coloca el rating de

CAIXA DE CATALUÑA

En “perspectiva negativa”.



Rafael del Barco Carreras



Narcís Serra y Serra destituye al Director General José María Loza Xuriach. Él soñaba con la CAIXA, la grande, la de Pensiones, la que tuvo su padrino y tío Narciso de Carreras Serra, también apetecida por su primer socio en la vida, Miguel o Miquel Roca Junyent, cuando lucharon por la sucesión de los franquistas, Vilarasau y Samaranch (quién le colocara en sus inicios en su Diputación), pero la grande tiene mucha historia para saber bandear peligros tan profundos. Y la de Cataluña no es moco de pavo, y sustituiría a su primo, Antoni Serra Ramoneda. Multimillones invirtiendo donde convenga, no a la Institución ni al País, sino a su ambición para acumular otro cargo, nombramiento o sillón, con sus correspondientes gabelas. Pero algo sucede, que no nos enteraremos, porque su Caixa no va lo bien que debiera. Y se la carga el segundo. Siempre se la cargan los segundos, para eso lucieron títulos tan pomposos como Director General.

No sería extraño que sus ganancias legales sobrepasaran en conjunto las de 300 o 400 de sus votantes socialistas. Mucho dinero, de gran burgués, tanto o más que sus tíos, a los que cuentan que la madre viuda pidió amparo. Y si añadimos servicios paralelos, guardaespaldas, coches, secretarias, dietas…un pastón. ¡Y pensar que mis tres años de cárcel contribuyeron a una ascensión tan fuera de su capacidad, o dentro de su malicia, que tuvo que dimitir por sus malas artes y turbios manejos con el espionaje como arma favorita!.

Le recomendaría a José María Loza que no se le enfrente, le puede montar un grupo especial de la Guardia Urbana, como el mismo anunció para descubrir el caso Consorcio de la Zona Franca, y recomponerle una vida a propósito para sus fines. No tiene escrúpulos. Pidió prisión para mí, reiterada, y empecinado, porque convenía al banquero de sus inicios, Javier de la Rosa, o le convenía a él que siguiera en su Banco Garriga Nogués, que con tan especiales “clientes” quebró por 100.000 millones de los 80. Algunos dirán, ¡la prehistoria!. No, no, en las Cajas andaluzas aun colean avales impagados del Garriga comprando la Prensa del Movimiento para el PSOE. Que se lo pregunten a la Ministra Magdalena Álvarez, de cuando era Consejera de la Junta Andaluza. Indispensable la prensa para ganar elecciones, ver www.lagrancorrupcion.com

Mucha marejada en esas CAJAS DE AHORRO, instituciones benéfico sociales, dominadas por POLÍTICOS reciclados en BANQUEROS jugando con dinero ajeno y público. Y el problema surge cuando la bola del pasivo, saldos en las cuentas de los clientes, desciende, o no se capta más con inventos de INGENIERÍA FINANCIERA (que aquí si es apropiada la definición y no en las estafas de De la Rosa), y se descubre que de las inversiones, mal hechas o muy dudosas, no solo no aflora para cubrir el día a día, sino que exigen más fondos, y se tiene que pedir a otras instituciones bancarias, al BANCO DE ESPAÑA, o al BANCO CENTRAL EUROPEO, que interviniendo descubren los pozos sin fondo del cómo entienden los POLITICOS el oficio de BANQUERO, cuando no “contundentes estafas”. Pero no pasa nada, harán un paquete con los activos “ful”, y “provisionarán”, tienen experiencia en ese tipo de arreglos, o con varias fusiones correrán un tupido velo.