Blogoteca: Gore films, por Arcadi Espada (El Mundo)

miércoles, 17 de octubre de 2007

Gore films, por Arcadi Espada (El Mundo)

ZOOM

Una de las noticias más extraordinarias de los últimos cinco minutos es, sin ninguna duda, la decisión del gobierno de comprar unos lotes de la película de Al Gore sobre el cambio climático para distribuirlos en las escuelas. Esta película se llama An Inconvenient Truth, que aquí se ha traducido como Una verdad incómoda. Aún no salgo de mi asombro por las compras. El asombro no se deriva tanto del contenido de la película, al fin y al cabo inscrita en el oximorónico género de la ciencia ficción. Aunque sí debo subrayar que puede ocasionar episodios de angustia a los niños, porque contra lo que indica la apariencia la sensibilidad ecológica de la niñería está ya muy desarrollada. Basta con observar qué distinto efecto provocan en los hombrecitos la muerte de un bebé asfixiado por sus padres o la de una ballena agujerada por su arponero. Yo lo he observado, y en ciclos distintos de la niñería, y los resultados son desmoralizadores. Por otro lado la máxima preocupación de los niños es el niño concreto mismo y la desaparición del planeta les horroriza hasta el histerismo: dada su edad calculan que estarán a bordo cuando se deshagan los polos. Por lo tanto me parece que roza la irresponsabilidad insistir. Aunque se trate del cine gore, insistente por defecto.

Ahora bien, el asombro, sin mayor metáfora, lo suscita la cantidad que el Gobierno piensa invertir en la distribución de la película. El Gobierno va comprar 30.000 copias, por un total de 580.000 euros. Comprendo que es un mal momento para censurar el gasto, a punto como está de acabarse el mundo y, sobre todo, poco después de que el Gobierno catalán haya gastado más de 12 millones de euros (tú euro, el mío, el de aquél) en una hermosa deutschland botifarra. Puestos, puestos de verdad en el asombro, lo que me tambalea es que los gobiernos sean capaces de gastarse esas cifras en opiniones y la revolución de los hechos siga demorándose.

La película de Gore puede descargarse (incluso pagando) en multitud de sitios de internet. El primero que sale en Google (júrolo) es choteras.com. Pero ya comprendo que ese procedimiento corre el alegre riesgo de la serendipity, que es como salir a ligar conocimientos. Mientras la película va descargándose, el niño puede navegar sin rumbo y abismarse en multitud de fosas (por ejemplo: la gravemente tóxica del blog de Antón Uriarte) donde se dictan algunas lecciones en prosa sobre el cambio climático. Así que, como siempre y después de los dolores, acabo comprendiendo al Gobierno: hacer cómoda la verdad (servirla a domicilio) es una de las primeras normas del adoctrinamiento.

(Coda: «Error 8: Mr. Gore afirma que los osos polares se ahogan después de recorrer larga distancias en busca de hielo. Pero sólo hay constancia reciente de que hayan aparecido ahogados cuatro. A causa de una tormenta». Michel Burton, Auto, Tribunal Superior de Londres).

© Mundinteractivos, S.A.


Regreso al blog principal


No hay comentarios: