Blogoteca: El fasciscmo ya está aquí, Miquel Giménez El Mundo de Cataluña)

martes, 25 de septiembre de 2007

El fasciscmo ya está aquí, Miquel Giménez El Mundo de Cataluña)


Nueva quema de las fotos del Rey en Gerona, amenazas de muerte, destrozos urbanos... el fascismo catalán aumenta ante la mirada divertida de la policía lugareña. Véase el video. Hay más.


Un grupo de energúmenos amenaza a Alberto Fernández Díaz, diciéndole en plena calle y ante la presencia de los Mossos «Alberto, hijo de p..., mira debajo del coche». Eso es fascismo. Los mismos individuos gritan a los miembros del PP que le acompañan: «Estáis muertos». Eso es fascismo. Esa pandilla de matones rompe la muñeca a una señora que es militante de CiU en el mismo acto. Eso es fascismo. Unos provocadores queman en plena calle la fotografía del Jefe del Estado, S.M. el Rey, con motivo de su visita a Girona.Eso es fascismo. Un grupo de presuntos incontrolados irrumpe en el Ayuntamiento de la misma ciudad, paralizando el pleno donde los políticos elegidos libre y democráticamente por el pueblo se disponían a discutir los asuntos que realmente interesan a la gente, para protestar contra la visita real. Eso es fascismo.Un actor se encabrita en la ofrenda a Casanova y vocifera que los amigos de Xirinacs, que en su día dijo que eran HB y ETA, son los suyos. Eso es fascismo. Una manifestación pacífica en favor de las víctimas del terrorismo es salvajemente boicoteada por unos incontrolados y ha de suspenderse por el «consejo» de los Mossos que, en lugar de actuar contra los reventadores, hacen que los legítimos manifestantes tengan que irse. Eso es fascismo.Albert Rivera, presidente de Ciutadans, recibe una fotografía suya con un tiro en la frente. Eso es fascismo. El conseller Vendrell justifica el papel de la organización terrorista Terra Lliure porque «tan sólo causó una muerte». Eso es, además, una estupidez. TV3 tiene que ser amonestada por el Consell Audiovisual por emitir un parcialísimo reportaje sobre Terra Lliure en donde se dice poco menos que eran unos santos varones. Eso es fascismo.

Pero si el fascismo se está apoderando de la vida pública es, no lo duden, porque después de tantos años de pujolismo, la ideología nacionalista ha prendido en la sociedad, que no ha mamado otra cosa. Y nadie -o muy pocos- han tenido el coraje democrático de decir en voz alta que el nacionalismo siempre es de derechas, se mire por donde se mire. Los que tenían esa responsabilidad sonreían ante los buzones de correos pintados de azul por La Crida mientras se decían, complacidos, que aquello eran «cosas de chicos».

Pero los chicos se hacen mayores. Permitan que, sin que sirva de precedente, hable de mí mismo como ejemplo. El que suscribe se ha visto en el imperativo ético de presentar la dimisión como colaborador de un diario electrónico, donde escribía hasta hace poco una columna diaria. Lo he hecho porque la persona encargada de validar los comentarios a mis artículos encontró perfectamente publicable uno en el que se decía, y cito textualmente, «¿Por qué no te mueres, Giménez?... ¡Y reza para que no te encuentre por la calle!». Ante mi protesta se me dieron excusas más bien nebulosas. Debo decir, en honor a la verdad, que el director asumió personalmente con gallardía y tristeza toda la responsabilidad.Pero no es eso. Algo pasa cuando hay quien considera que son publicables las amenazas de un matón. Algo pasa cuando gente con la que has tomado café, charlado y trabajado permite que tales amenazas vean la luz, cayendo en la misma bajeza moral de quien las escribe, acaso sin saberlo.

El fascismo ya está aquí. En nuestras manos está detenerlo. Se empieza quemando fotografías y se acaba quemando personas. A la historia me remito.

© Mundinteractivos, S.A.


Regreso al blog principal



-


No hay comentarios: