Blogoteca

domingo, 5 de agosto de 2007

Sonrisas y lágrimas: el precio de la vivienda comienza a caer en España y pone fin a una era de boom inmobiliario, por Rubén J. Lapetra en El Confidencial

Dos Españas enfrentadas. La propietaria y la que no posee bienes inmuebles. Las muecas cambian de bando. Los primeros, que sonreían, han dejado de hacerlo. Ahora es el turno de los segundos. Comienzan a llegar los datos que corroboran el fin del boom inmobiliario. El precio de la vivienda comienza a caer en España por primera vez desde principios de los años noventa, cuando con la Guerra del Golfo, la crisis petrolífera de entonces y la devaluación de la peseta se produjeron los últimos recortes visibles del valor del ladrillo.

Tras una década de crecimiento de los precios sin precedentes, España comienza a vislumbrar las primeras rebajas en la vivienda, para alegría de unos, los no propietarios que se han quedado fuera del mercado, y tristeza de otros: aquellos que se han embarcado a lomos de la burbuja de liquidez del último lustro y han contratado hipotecas sobre inmuebles en la cresta de la ola. Sonrisas y lagrimas.

Varios informes han advertido esta semana del punto de inflexión. Y no ha sido el Ministerio de Vivienda, ni tampoco el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ni siquiera es un estudio de las sociedades de tasación que antaño difundían semana tras semana los informes sobre cuanto crecían los precios. Con todas estas instituciones desaparecidas han sido tres portales inmobiliarios de Internet quienes han confirmado esta caída.

Idealista.com dijo el miércoles que los precios de su base de datos en Madrid y Barcelona reflejaban rebajas del orden del 5% en los precios de venta. Paralelamente, Facilisimo.com apuntaba que el estancamiento de precios que se está confirmando y las subidas en vivienda usada eran cada menores, casi imperceptibles. Y finalmente, fotocasa.es ha publicado el dato de julio de su índice inmobiliario de precios, que revela la primera caída desde que se elabora el indicador, con base en enero de 2005.

Según sus creadores, el índice inmobiliario fotocasa nació con el objetivo de ser el indicador de referencia de la evolución de los precios de la vivienda en España. Este indicador toma como base el precio medio de la vivienda en enero 2005 con un valor inicial de 1.000. Este indicador, elaborado por el IESE Business School, cuenta con el patrocinio de la Fundación Cultural Banesto.

Según Fotocasa.es, que ha promediado datos entre los 260.000 inmuebles anunciados en la web inmobiliaria.El precio de la vivienda de segunda mano en España se situó en 2.915 euros por metro cuadrado en el mes de julio, lo que supone un descenso del 1% respecto al mes anterior,

En términos interanuales, "la tendencia a la desaceleración de los precios" también se hace patente, indican, ya que el incremento registrado es del 2,9%, sólo unas décimas por encima de los actuales niveles de inflación. En el caso de los dos principales mercados inmobiliarios de España, Madrid y Barcelona, los previos subieron un 0,5% y un 1,1%, respectivamente, entre mayo y julio de este año.

Una situación difícil para los hipotecas

No tiene nada que ver con la crisis de las hipotecas subprime en EEUU, pero la situación que afrontan los hipotecas en España durante los tres últimos años promete ser complica. Con créditos activos y recién inaugarados por encima de los 200.000 euros, el alza de los tipos de interés en la zona euro ha comenzado a hacer mella en su capacidad de consumo. Los intereses que se pagan por estos préstamos se han duplicado en apenas dos años.

Ahora, además, algunos se enfrentarán a una deuda con un valor superior al del bien inmueble utilizado como garantía. Es decir, el piso en propiedad podría llegar a valer menos que el crédito solicitado si se produce una caída significativa y continuada de los precios de la vivienda. Los expertos prevén un aumento de la morosidad y de las ejecuciones por parte de los bancos de estas garantías. Las grandes entidades españolas construyeron inmobiliarias en los noventa (como La Caixa con Colonial) y ahora podrían volver a acumular ladrillos en cartera. ¿Volver a empezar?



Regreso al blog principal

No hay comentarios: